Servini de Cubría contra el programa del Gobierno “Más Cultura Joven”. La respuesta de Cultura Nación «Es un fallo clasista»

Actualidad

La jueza federal María Servini hizo lugar a una medida cautelar de la oposición y frenó el lanzamiento de un bono de $ 5000 denominado “Más Cultura Joven”, que tiene por objetivo inyectar dinero en el sector, para consumo en bienes o servicios culturales.

El Programa vedado por María Servini de Cubría lo lleva adelante el Ministerio de Cultura que comanda Tristán Bauer, y está destinado a jóvenes entre 18 y 24 años. El mismo busca “reducir la brecha económica existente en el acceso a los bienes y servicios culturales”, otorgando un monto de $ 5000 a cada beneficiario/a, que podría ser utilizado entre el 1° de noviembre de 2021 y el 30 de abril de 2022, en consumo de bienes y/o servicios culturales. Una clara iniciativa que busca inyectar dinero en el sector mediante el círculo virtuoso del consumo.

El argumento del fallo contra el programa, se basa en las restricciones que impone el Código Electoral, ante la denuncia de un ciudadano. La jueza Servini dispuso una orden de restricción al ministro de Cultura Tristán Bauer “al sólo efecto de que se abstenga de disponer de los fondos de dicho Ministerio, para dar cumplimiento con la Resolución N° 1499/21, hasta pasadas las elecciones generales previstas para el día 14 de noviembre”.

El denunciante sostuvo que la entrega de los bonos durante el proceso electoral viola el artículo 64 quáter del Código Electoral Nacional. “La decisión política aquí atacada ha sido tomada en el marco de un avanzado cronograma electoral”, dice la presentación ante la justicia, y agrega que “la entrega de la suma de $5000 a cada persona, encubierta bajo el programa que pretende materializar a 13 (trece) días de las elecciones del 14 de noviembre, es un acto ilegitimo que ponen en tela de juicio la garantía que el Estado nacional debe asegurar a los electores”.

En tanto, el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, se refirió al fallo de la jueza Servini de Cubría prohibiendo el bono cultural de $5000 para que jóvenes de bajos recursos puedan asistir a espectáculos culturales. «Lo que hizo la jueza Servini es insólito», señaló el titular de la cartera.

En diálogo con El Destape Radio, el funcionario explicó que «el sector cultura es uno de los más golpeados por la pandemia». Asimismo destacó que «el Plan Más Cultura no es una creación nuestra, se implementó en varios paises» y remarcó que «el Plan Más Cultura es doblemente virtuoso. Por un lado inyecta dinero en el sector y por el otro le da la posibilidad a jóvenes de 18 a 24 años de acceder al cine, un libro, un concierto».

«Este Plan Más Cultura no rompe ninguna veda. De hecho solo se abrió la inscripción y se anotaron más de 300.000 jóvenes», señaló Bauer. En ese marco puntualizó que «el de Servini es un fallo clasista». «Este plan es para un universo de 1.500.000 de jóvenes que se quedaron sin ir al cine, al teatro, sin poder comprar un libro», indicó el funcionario.  Además resaltó que «vamos a apelar este fallo. No se rompió ninguna veda». Y concluyó que «en este momento en CABA hay un bono cultura que se parece al nuestro y no vamos a meter una cautelar porque es de Larreta».

Desde Cultura Nación se difundió un comunicado que potencia los conceptos manifestados por Bauer

Más Cultura: Una política pública para la inclusión

En relación con la orden de restricción a este Ministerio, dictada inaudita parte, por la jueza federal María Romilda Servini de Cubría y de la cual aún no hemos sido notificados, para disponer de los fondos necesarios a los fines de ejecutar el programa Más Cultura nos vemos en la imperiosa necesidad de expresar lo siguiente:

El programa Más Cultura, implementado por el Ministerio de Cultura, en colaboración con la ANSES y el Banco Nación, es una política pública pensada, diseñada y elaborada con dos principios fundamentales: por un lado, impulsar y fortalecer la producción de uno de los sectores más castigados por la pandemia, como es el de las industrias culturales, que se traduce directa o indirectamente en más y mejores  puestos de trabajo para artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura al generar nuevos públicos.

Por otro lado, promover la inclusión de más de 1 millón y medio de jóvenes que, a través de esta medida, puedan disfrutar de ir al cine, al teatro, a un recital, comprar un libro, la entrada de un espectáculo, porque entendemos que la cultura la hacemos todos y todas y tenemos derecho a disfrutarla todos y todas.  Se trata de una política similar a la que se realiza en países como Francia, España, Brasil y Uruguay e inclusive en otros distritos de la Argentina, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se está implementando en la actualidad.

Más Cultura fue anunciado el 14 de octubre pasado en la sala de conferencias de la Casa Rosada y desde el 19 de octubre se abrió su inscripción, en la cual ya se anotaron más de 320.000 jóvenes para recibir el beneficio.  No se violó ni se rompió ninguna veda. Se realizó conforme a los tiempos y formas que impone la Ley Electoral porque es un programa que de ninguna manera busca promover la captación del voto en las próximas elecciones, sino garantizar el derecho de acceso a bienes culturales por parte de las y los jóvenes de manera igualitaria y simplemente cumpliendo con los requisitos objetivos que exige el programa.

Por último, cabe destacar que el desarrollo de esta política forma parte de las múltiples y variadas medidas prácticas y acciones que realiza este Ministerio desde el inicio de su gestión, atento a las particularidades de cada momento y sin perjuicio de romper ninguna veda vigente. En esta línea, el gobierno nacional invirtió 20.900 millones de pesos durante la emergencia sanitaria alcanzando a más de 162 mil artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura con políticas tales como Cultura Solidaria, Fortalecer Cultura, Sostener Cultura, más de 6 mil espacios y organizaciones culturales con programas como Puntos de Cultura, Fondo Desarrollar, Plan Podestá, Apoyos Conabip, entre otros y más de 7.700 empresas culturales a través de ATPs y Repro II.

Recurriremos, entonces, a todas las vías legales necesarias para apelar esta medida cautelar que intenta impedir la posibilidad de miles de jóvenes de ejercer a pleno el derecho a disfrutar de prácticas, bienes y servicios destinados a fortalecer la inclusión en la Argentina.