Cornejo desnudó su odio contra la izquierda y Lautaro Jiménez retrucó: «Cornejo es incapaz de entender las nuevas generaciones, su pensamiento es arcaico y anacrónico, y viene de un partido que nos condenó desde décadas a la decadencia nacional»

Actualidad

Esta mañana el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo se mostró muy molesto con la sesión especial del Senado de ayer en la que sectores opositores querían tratar el congelamiento de tarifas. «Agradezco la paciencia del bloque oficialista para aguantar tremendas estupideces», afirmó Cornejo que también cargo su odio contra la izquierda mendocina, la «oposición revoltosa» como suele decir.

El gobernador arremetió duramente contra el kirchnerismo y el FIT. «En la provincia proponen cosas que saben que son vetables, porque llegarían a la Asesoría de Gobierno y nos dirían que no tenemos competencia para congelar la tarifa del gas, ni sobre la parte de energía eléctrica que corresponde al Estado», se quejó Cornejo.

«Eso proponen los que han administrado hasta hace dos años y medio y no les pagaban a los proveedores y adeudaban 8 meses de coparticipación, unidos con los que no tienen ningún interés en administrar, como es el FIT, que busca ocupar una posición simbólica. Estos tiempos requieren responsabilidad», completó el gobernador.

Por su parte, el senador provincial de la izquierda mendocina, Lautaro Jimenez, salió a responderle al gobernador radical Alfredo Cornejo frente a sus directos insultos contra ese sector político de la oposición: «Ha agraviado profundamente a los legisladores de la izquierda. El gobernador a acusado en general a la oposición de plantear ‘estupideces’ en la sesión de ayer (en donde se trató el congelamiento de tarifas de los servicios públicos) y en particular nuevamente a los legisladores de la izquierda, acusándonos de no tener aspiraciones de administrar nada».

Jiménez señaló «Muy brevemente quiero responder al señor gobernador que en lugar de festejar esta megadevaluación que ha hecho Macri, diciendo que defiende el interés general de la provincia de Mendoza, cuando en realidad la cantidad de exportadores ha caído y son menos de 200 las empresas que están exportando. Esa pequeña minoría, ese interés particular que él dice representar en nombre del interés general y que eso es lo que él aspira a administrar. En lugar de decir y blanquear que es lo que está negociando en este momento con EDEMSA a quien piensa otorgarle nuevamente por diez años el servicio privatizado, en lugar de hacer este circo de decir que la oposición plantea estupideces y ocultar esa información vital para los mendocinos.

 


«En lugar de festejar que sean nuevamente mil millones de pesos serán recortados desde la Nación para Mendoza, y que va a implicar que la provincia tenga que afrontar nuevamente desde las finanzas provinciales ese gasto en el transporte público de pasajeros, cuando a los docentes les dijo que darles un aumento del 7,6%, que equivalía justamente a mil millones de pesos, era algo que no se podía hacer porque trastocaba el presupuesto provincial, nosotros le decimos que sí queremos administrar! No solo la provincia de Mendoza sino la Nación Argentina. Va a ser una nueva organización nacional, que va a ser una Argentina obrera y socialista, donde esos grupos de parásitos que él representa y para lo cual él tan bien administra esos intereses, esas 200 empresas exportadoras que ahora está festejando con este dólar a 40 pesos, no van a ser para quienes nosotros administremos», afirma enfáticamente el legislador del FIT.

A lo que agrega «Va a ser una democracia infinitamente más rica, infinitamente más democrática, donde las amplias mayorías trabajadoras van a poder deliberar, van a poder resolver y van a poder administrar infinitamente mejor que él».

«Y para eso no necesitamos insultarlo, como hace él, tratándolo de estúpido, tratándolo de patético, como nos ha tratado… ya estamos acostumbrados a estos insultos que lanza el gobernador contra nosotros. Simplemente queremos comprender que su pensamiento, completamente arcaico y anacrónico, va a ser incapaz de hacer esto porque no comprende a las nuevas generaciones, no puede entender algo diferente para superar la crisis de decadencia nacional a los que él y su partido nos viene condenando desde hace décadas y que las nuevas generaciones lo van a desmentir y lo van a mostrar que lo que él quiere condenar no va a pasar», concluyó el senador Lautaro Jiménez.