La senadora puntana Negre propone regular la seguridad en espectáculos públicos: «El último recital de Solari ha visibilizado la gravedad de la situación»

Actualidad

Este fin de semana la senadora nacional por el peronismo de San Luis, Liliana Negre de Alonso, realizó declaraciones en Radio Nacional, en relación al proyecto de su autoría que busca regular las normas de seguridad y condiciones de desarrollo mínimas que deben cumplir los establecimientos, locales, predios o cualesquiera otro espacio donde se celebren espectáculos públicos y actividades recreativas y establece los presupuestos mínimos e identifica las responsabilidades y obligaciones de los organizadores, recalca los derechos de los que asisten, y pone parámetros mínimos para el lugar donde se lleva a cabo.

La senadora puntana señaló «He presentado un proyecto de presupuestos mínimos porque es una relación de consumo. Está en la Constitución Nacional y en los tratados internacionales, consecuentemente es competencia del Congreso de la Nación poder dictar una norma de presupuestos mínimos para establecer las normas básicas de seguridad y las condiciones de desarrollo de los espectáculos públicos o las actividades recreativas sean o no con fines de lucro».

Y agregó «El último recital de Solari ha visibilizado la gravedad de la situación y que hay que tomar medidas en ese sentido».

Ante ello Negre explicó «Lo que proponemos en este proyecto de ley son medidas de seguridad muy fuertes: modificamos la ley que establece las obligaciones de las personas que van a vigilar los espectáculos públicos, las obligaciones de los organizadores, modificamos la ley 26.370 en la parte de derecho de admisión y venta de entradas profundizando las tareas de control de admisión y permanencia que deben realizar las personas habilitadas a este efecto. Proponemos que no pueden ingresar a este tipo de espectáculos las personas con signo de evidente consumo de sustancias alucinógenas y estupefacientes, personas violentas, en estado de ebriedad ni con portación de armas o pirotecnia. Además deben controlar con un marcador para contabilizar la cantidad de personas que ingresan al local para que no se supere la capacidad».

«Contemplamos las obligaciones del manager y organizadores pero también ponemos las obligaciones en manos del artista en primer lugar para que no lleve a los espectadores a violar las premisas de seguridad que establece esta ley y como siempre respetando la autonomía de las provincias», concluyó.