El sanluiseño Cacace: «Estoy decepcionado con el presidente Fernández, primero habla de prudencia y después avasalla con un proyecto que le da superpoderes»

Actualidad San Luis

Estas horas son tensas en la política argentina desde que el oficialismo anunció el envío al Congreso el megaproyecto de las emergencia públicas en nueve áreas. En un principio, desde Juntos por el Cambio anunciaron que no darían quórum, ni siquiera para que asuman los diputados del Frente de Todos, aunque ahora parece que se llegó a un acuerdo intermedio. 

Los gobernadores radicales Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy) salieron a diferenciarse de la postura del interbloque de Juntos por el Cambio, encabezado por Mario Negri, y solicitaron que revean su postura, por lo cual los legisladores mendocinos, con Alfredo Cornejo a la cabeza y los jujeños, se comprometieron a estar presentes en el recinto.

Frente a este cambio de actitud de algunos sectores, el interbloque de diputados de Juntos por el Cambio pidió formalmente al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, que desdoble la sesión prevista para este jueves, con el fin de poder asistir a la jura de reemplazos, que deben asumir en lugar que legisladores que fueron nombrados en el Gabinete o bien electos en otros cargos.

“Solicitamos que convoque a una sesión para aceptar renuncias y juras, de modo que se complete en plenitud este cuerpo como corresponde al mandato constitucional y la representatividad emanada de las urnas”, dice el texto.

La bancada de la oposición aclaró en un comunicado que está dispuesta a dar quórum para la asunción de los diputados, pero ratificó su rechazo a aportar presencia para habilitar el debate del proyecto de “solidaridad social y reactivación productiva”. Ahora, la pelota la tiene Sergio Massa que debe resolver si acepta el pedido y desdobla finalmente las sesiones.

Por su parte, hasta que no lo resuelva oficialmente el interbloque de JXC con sus 116 diputados, el radicalismo sanluiseño representado por el diputado nacional Alejandro Cacace, se mantiene firme en su postura de no dar quórum y avalar un megaproyecto que avanza a una amplia capacidad de superpoderes para el Ejecutivo.

En una charla con BienCuyano, el diputado Cacace señaló «El proyecto de ley básicamente establece una delegación de poderes al presidente, que no estamos dispuestos a consentir. Fue un error declarar nueve emergencias juntas en un solo proyecto, lo que hace trasferir todas las facultades legislativas de un poder a otro y por eso tomamos la disposición, que sé que es dura pero necesaria para poder preservar los poderes en el Congreso, de no participar de ninguna manera para que esa ley sea sancionada».

El sanluiseño apuntó a Sergio Massa y su error de juntar la jura de los nuevos diputados del Frente de Todos con el debate en el recinto de esta superley «Verdaderamente el propio presidente de la Cámara creó un problema con la jura de nuevos diputados del oficialismo, porque la semana pasada iba a ver una sesión especial para la jura de esos legisladores, pero finalmente se canceló y ahora ha quedado ese tema en el medio, sumado al debate de los superpoderes».

El radical Cacace también se refirió al contraste entre el discurso conciliador de la semana pasada de Alberto Fernández, con la banda presidencial recién puesta, y sus medidas adoptadas con el correr de los días «Estoy un poco decepcionado con esta seguidilla de nuevos anuncios desde el gobierno, porque cuando el presidente dio su mensaje en el día de su asunción fue prudente, conciliatorio, llamando a la unidad. La verdad lo tomé como positivo y posteriormente nos encontramos que las primeras señales que se envía al pueblo son en otro sentido».

«Si el presidente hubiera mandado diferentes proyectos de ley para que discutamos y ver cuáles eran las mejores soluciones en cada área para los problemas del país, nosotros estaríamos dispuesto a debatirlo, buscando y encontrando una solución entre todos. Pero lamentablemente hizo todo al revés, mandó un proyecto que dice ‘denme todos los poderes, sin control del Congreso y yo tomo las decisiones’ y termina básicamente anulando los legítimos poderes del Congreso durante todo el año 2020, además de crear una serie de impuestos por cinco años. Creo que de esa manera rompe el mensaje de unidad, de conciliación y busca gobernar por decreto a través de ‘la emergencia’, con poderes especiales. Entendemos desde Juntos por el Cambio que no es la manera de generar consenso» explica el diputado.

Para Cacace estos totalitarismos no lo sorprenden «Como sanluiseño estoy bastante acostumbrado, ya lo he vivido en mi provincia con el poder avasallador del gobierno. Yo vengo hace seis años haciendo oposición en la provincia de San Luis y entiendo el rol que se cumple, y es lo que me toca hacer ahora frente al gobierno de Alberto Fernández: ver esta continua actitud del PJ de querer avasallar el normal funcionamiento del Congreso, de no reconocer al Congreso como un poder con sus facultades. Nosotros no coincidimos con esa forma de gobernar y consideramos que esos electores que nos votaron, un 40 por ciento a nivel nacional y un 47 por ciento en la provincia de San Luis no se merecen este avasallamiento institucional».