Modestia: El intendente sanjuanino que puso su nombre a una plaza

Vida cuyana

A unas 15 cuadras de la plaza departamental, casi en el límite con 25 de Mayo, se encuentra el loteo La Esperanza, una barriada que desde hace un par de meses tiene una nueva plaza pero que, curiosamente, lleva el nombre de Juan Ramón Elizondo, el actual jefe comunal de Caucete y candidato a concejal en primer término para las próximas elecciones.

Por la denominación, que fue a pedido de los vecinos y con el visto bueno del intendente, un candidato opositor salió a criticarlo luego de que el caso trascendiera en las redes sociales. Frente a la situación, el jefe del Ejecutivo departamental dijo ayer que no es ningún «figureti» y que si el tema va a ser usado políticamente, dará marcha atrás y cambiará la designación por otra que propongan los propios habitantes de la zona.

«En su momento estuve de acuerdo, me pareció bien, pero ahora no quiero quedar embarrado por este tema. Por eso he tomado la decisión de que se cambie el nombre y se los voy a pedir a los vecinos», dijo ayer Elizondo. El que había salido a criticarlo fue Salvador «Cacho» Mercado, un dirigente radical que es candidato a intendente por el Frente Juntos por San Juan. «Es un exagerado abuso de poder. Parece que Elizondo tiene delirios de perpetuidad porque hizo lo que ningún funcionario debe hacer», sostuvo.

No es la primera vez que hay un intento en la provincia por ponerle el nombre de un funcionario en actividad a una obra, como ocurrió en Calingasta con un barrio al que le pusieron «José Luis Gioja», pero por pedido expreso del mandatario lo tuvieron que cambiar.

En Caucete, la gestión fue de los propios habitantes de la zona, según reconoció el presidente de la Unión Vecinal Barrio La Esperanza, Exequiel Alvarez. «Estamos muy agradecidos de la ayuda que nos da en forma permanente el intendente y por eso decidimos ponerle su nombre a la plaza», dijo el dirigente.

No obstante, hasta ahora la nueva plaza no se inauguró oficialmente y estaban esperando la ocasión para organizar un acto junto al jefe comunal e incluso querían que participara el gobernador Gioja. «Era una obra muy necesaria para nosotros porque acá hay muchos niños», dijo Alvarez. Pero ahora deberán buscar otra designación.

 

Fuente: Diario de Cuyo