La épica del radical Gustavo Soto en Tupungato que dio vuelta la elección y ganó por el 44%

Actualidad

Son numerosas las historias de esta elección. Una de ellas se gestó en el Valle de Uco, más precisamente en Tupungato, territorio del Frente Cambia Mendoza comandado allí por el intendente Gustavo Soto.

En los resultados de las PASO de agosto fue uno de los bastiones de Cambiemos en donde había perdido frente al peronismo. Soto fue uno de los grandes perdedores de la jornada, su error de aumentarse la dieta a la suma de 100 mil pesos mensuales, el ciudadano tupungatino no lo perdonó y se lo cobró; otro aspecto, fue la jugarreta del PJ de tener varias listas compitiendo en la interna, lo cual diversificó el voto y enflaqueció los porcentajes del oficialismo.

Pero Gustavo Soto reflexionó y siguió trabajando en favor del vecino, no solo en la zona céntrica, sino también en contacto directo con los distritos más lejanos del Departamento. Eso le cambió la cara a la gente y empezó a apoyar nuevamente la gestión.

Pero estos días no fueron tranquilos para la vida del intendente tupungatino, ya que hace días atrás, en un extraño y confuso episodio, tres ladrones armados  asaltaron la casa del intendente de Tupungato, Gustavo Soto, a plena luz del día y a metros de la comisaría 20. Los sujetos entraron con armas y a cara descubierta y revolvieron toda la vivienda para llevarse apenas un celular y elementos de menor valor. Pero mientras aparentaban “buscar algo concreto” amenazaron, maniataron y encerraron a su hija de 18 años del jefe comunal y a su empleada en distintas habitaciones. No se llevaron nada de valor, pero se generó una horrible situación. La joven, que pasó un momento de pánico, logró zafarse de las ataduras y consiguió un celular para avisarle a su padre.

Todos saben en Tupungato dónde vive el intendente Soto. Su casa se encuentra en pleno radio céntrico, a poco más de una cuadra de la plaza departamental General San Martín, un sitio muy transitado. Todo muy raro.

Pero a pesar de ese mal trago, salió adelante y continuó trabajando en función de mejorar la calidad de vida de los tupungatinos. Y tuvo la respuesta de la gente que lo expresó con su voto este domingo: ganó Cambia Mendoza con el 44,3% obteniendo 3 bancas en el Concejo Deliberante frente al peronismo con el 27,8% y 2 bancas.

Despues de este triunfo electoral, el intendente Gustavo Soto aflojó su tensión y pudo sonreir por cumplir el objetivo: «El triunfo ha sido contundente. Hemos revertido la situación en muchos de los distritos en donde en agosto no tuvimos todo el acompañamiento. Pero se dio sobre todo a como se dio la elección, ya todos ibamos con listas únicas y la gente eligió cual de esos frentes lo representaba más, creo que eso también jugó».

«La verdad, es un agradecimiento grande a todos los tupngatinos por este apoyo y nos obligan a mejorar mucho más, a seguir trabajando desde el momento que nos levantamos hasta que nos acostamos, pensando en como mejorar la vida al vecino y a no creersela porque la sociedad nos está mirando todos los días y tenemos que seguir trabajando. Estamos muy felices por el resultado, pero a su vez muy comprometidos», concluyó el radical.

El compromiso de Soto es seguir transformando Tupungato para el bien de la gente. Hay muchos sueños que cumplir: nuevas viviendas, más cloacas, puesta en valor de los espacios públicos, mejores establecimientos de salud, de educación, y el impactante proyecto del skatepark… continuará…