Un clásico del gobierno mendocino: el sutil apriete para que los trabajadores de salud desistan las medidas de fuerza

Actualidad Mendoza

No es la primera vez que el gobierno radical mendocino aplica sutiles aprietes a sus trabajadores para amedrentarlos y que no se expresen públicamente en la «democrática» provincia cuyana: solo hay que demostrar «alegría» y «devoción» a este «Buen Gobierno» que muestran los medios «amigos de la pauta». Lo hicieron en otros los ámbitos, en educación, en los empleados públicos, en los casinos, en judiciales… por eso, la mayoría de los laburantes hoy está con sueldos por debajo de la línea de pobreza.

Mientras ante las cámaras y micrófonos, los funcionarios provinciales hablan del gran compromiso de los trabajadores de la salud «al frente de las trincheras contra la pandemia», puertas adentro se les otorga, sin chistar, un mísero aumento no acordado en paritarias y bonos en negro.

En las últimas horas, la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS) denunció presiones por parte de un directivo de OSEP para que no continúen con las medidas de fuerza en repudio al decretazo del gobernador Rodolfo Suarez.

Ante las amenazas, los trabajadores se hacen más fuertes! Por eso las delegaciones de OSEP de toda la provincia realizarán el próximo lunes 26 a partir de las 10,30, una movilización desde Clínica Odontológica (Perú 1258) al Hospital Fleming y de allí a OSEP Central.

Bajo el slogan ¡No a las presiones de directivos de OSEP!, en San Rafael la medida incluirá una concentración en esa delegación, ubicada en Entre Ríos 345 del departamento sureño.

Claudia Iturbe, secretaria Adjunta de AMProS, remarcó: “Ante las presiones ejercidas por Luis Ragno, subdirector de Gestión del Recurso Humano de la Obra Social de Empleados Públicos de manera conminatoria y mentirosa para que levanten las medidas de acción en toda la provincia, los profesionales de la salud decidieron convocarse en todas las sedes de OSEP.

“Las presiones ejercidas a través de mails y envío de misivas con nombres de leyes que no corresponden a las medidas de fuerza efectuadas, tienen como único objetivo despertar miedo y amedrentamiento en los trabajadores. Nos manifestaremos en todos los efectores de la OSEP partiendo desde el Odontológico, pasando por el Fleming hasta OSEP Central para que el señor Luis Ragno escuche y vea que no le tenemos miedo”, sostuvo Iturbe.