Con más de 700 nuevos casos de Covid en Valle de Uco ¿Por qué no hay terapias intensivas en la región?

Actualidad Mendoza

La región del Valle de Uco no es ajena a la escalada de casos en pandemia, en lo que va de abril, ya se han reportado 672 nuevos contagios en la zona cordillerana del oeste mendocino (a datos del viernes 23). Los hospitales de cabecera del Valle de Uco están al límite, como los de la mayoría de la provincia de Mendoza.

En Tunuyán, San Carlos y Tupungato los efectores están al límite de su capacidad, situación que advierten legisladores que dan cuenta que cada vez se visibiliza con mayor demanda y sin capacidad de respuesta.

El hospital Tagarelli y el General Las Heras, de San Carlos y Tupungato respectivamente, no tienen terapia intensiva.

En el Tagarelli, se han implementado los denominados shock-rooms, cosa que no alcanza a atender la grave situación de contagios de Covid-19 en la zona.

Incluso esta misma semana hubo un grave accidente vial sobre la ruta 143, en el departamento de San Carlos, y ante la falta de sala de terapia cercana, la víctima debió ser rescatada por bomberos y luego fue asistido por personal de una ambulancia del SEC (Servicio de Emergencias Coordinado) que lo trasladó hasta el helipuerto de Eugenio Bustos y desde allí un helicóptero lo llevó hasta el Hospital Central de Mendoza Capital.

¿Es necesario tener una provincia de Mendoza centrada solo en Capital? Tanto la asistencia sanitaria como también en materia educativa, los habitantes valletanos no tiene más remedio que trasladarse al centro que hoy gobierna el capitalino Rodolfo Suarez.

Desde hace varias semanas, la senadora provincial, Andrea Blandini, exige al gobierno provincial que una vez por todas habilite inmediatamente, en el peor momento de la pandemia, las Unidades de Terapias Intensivas en el Hospital Victorino Tagarelli, ubicado en el Departamento de San Carlos, y el Hospital General Las Heras en el Departamento de Tupungato, a fin de prestar atención a los casos graves de Covid-19.

La senadora peronista sostiene «Lamentablemente siguen dos UTI del Valle de Uco cerradas, en el hospital Tagarelli y el General Las Heras. He podido corroborar que hay ámbitos no utilizados con equipamiento, sin personal disponible. También hemos presentado una resolución legislativa para que se ponga en funcionamiento».

«Ha pasado más de un año y el gobierno de Rodolfo Suarez no ha hecho nada para poner en condiciones esta importante área en el Valle de Uco que ayudaría a descomprimir la atención de casos graves Covid en la provincia» afirma Blandini.

«La Unidad de Terapia Intensiva es un área donde se brinda atención a pacientes que tienen alguna condición de salud que pone en riesgo la vida y portal razón necesitan control y monitorización permanente. También se ingresan pacientes con quemaduras extensas de la piel o politraumatismos, personas que han sufrido un infarto cardíaco, infecciones graves con o sin sepsis, daño neurológico extenso, intoxicaciones o personas en estado de coma» señala la legisladora peronista.

«Estas unidades también dan soporte en el postoperatorio inmediato de cirugías complejas como las cerebrales y algunas abdominales, ortopédicas u oncológicas, en especial en pacientes con estado de salud previo deteriorado. Los pacientes que son manejados en cuidados intensivos por lo general se mantienen en sedación. Muchos de ellos ameritan estar conectados a equipos de ventilación mecánica, monitores cardíacos, monitores de presión venosa central, bombas de infusión de medicamentos, nutrici6n parenteral total, entre otros», aclara la senadora Blandini y que los shock rooms solo están destinados a la atención inicial de pacientes que arriban con cuadros de emergencias en los que corre riesgo la vida, motivo por el cual requieren de asistencia rápida y efectiva «pero muy distinto a una sala de terapia intensiva, en donde el paciente puede pasar semanas con monitoreo permanente y especializado».