El papelón de Alberto: de un «craneado» decreto restrictivo a un anuncio «de la nada»

Actualidad

El gobierno de Alberto Fernández está totalmente desorientado y lleno de contradicciones a la hora de controlar la pandemia, lo cuál deja un gran interrogante sobre el destino de los argentinos, de la economía, del rumbo del país.

Está claro que no hay plan sanitario, ni estrategia… solo se actúa con intuitivos «parches». Mientras el presidente de la Nación ataca a los jóvenes por ser los principales culpables de la última escalada de casos de Covid, le pide a los comerciantes una larga lista de cumplimiento de protocolos para poder abrir, el gobierno hace la vista gorda a los manteros, la venta clandestina, que se desparraman en las veredas céntricas y es cómplice de las últimas movilizaciones con respecto al tema aborto, Maradona, concentración de hinchas de Boca, River, San Lorenzo, o las largas colas en los bancos.

Por otro lado, la campaña de testeos para detectar el virus es ya casi es una anécdota del pasado y hoy el ministro Ginés González García actúa «a ciegas», sin ningún otro plan que cerrar las actividades y esperar la llegada de las vacunas rusa, china, cubana o de dónde sea! … antes que explote todo.

Ayer, el presidente Alberto Fernández estaba dispuesto a proclamar «toque de queda», «sanitario» o como lo llame, para que en la noche los argentinos no se contagien Covid. La intención inicial era de instalar limitaciones de circulación entre las 23 y las 6.

El sector turístico, el gastronómico, los laburantes, la oposición, algunos gobernadores (Suarez, Larreta, Schiaretti), pusieron el grito en el cielo porque, tal como dijo el presidente de la UCR Nacional, Alfredo Cornejo, esta medida restrictiva era «un tiro de gracia a la economía de los argentinos», que recién empezaba a levantar la cabeza tras un 2020 muy negro.

El Gobierno Nacional finalmente dio marcha atrás con el toque de queda nocturno, bajó el tono y puso en manos de los gobernadores la adopción de medidas de restricción en la circulación y las actividades nocturnas en sus provincias, con la intención de «bajar la cantidad de casos» de coronavirus, ante el incremento registrado en las últimas semanas.

Así fue anunciado en una conferencia de prensa que brindaron este mediodía en Casa de Gobierno el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Turismo, Matías Lammens; y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

El Gobierno Nacional publicó finalmente esta tarde el decreto que propone limitar la circulación y actividades nocturnas, aunque no fijó un horario, con la intención de que lo estipule cada provincia. Amerita una pregunta ¿Para qué se tardó más de 24 horas en un anuncio que no anunció nada?

El decreto 4/2021 dado a conocer en el Boletín Oficial alerta que «existe alto riesgo sanitario y condiciones epidemiológicas» por coronavirus que «ameritan» por parte de los gobernadores y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires «adoptar medidas de limitación de la circulación», cuando se cumplan parámetros sanitarios, precisados en la norma.

De esta manera, el gobierno de Alberto pretende regular la circulación nocturna en las distintas provincias del país ante el aumento de casos de coronavirus. Sin embargo, la medida no es de cumplimiento obligatorio en todas las jurisdicciones y la modalidad de aplicación dependerá de cada gobernador. Toda una simple venta de humo!

Tanto humo tiró el Tío Alberto que ni siquiera se prendió en las recomendaciones el mismísimo gobierno de Axel Kicillof. Así lo confirmó su ministro de Producción, Augusto Costa, que tras la reunión con los intendentes, aseguró que la provincia de Buenos Aires mantendrá las medidas actuales, igual que en Córdoba, igual que Mendoza, que tampoco se adhirieron.

La templanza del gobernador Rodolfo Suarez

El ministro de Gobierno de la provincia de Mendoza, Víctor Ibañez sostuvo este viernes que el anuncio del Ejecutivo Nacional se dio en consonancia con la propuesta que realizó el gobernador Rodolfo Suarez.

Según se dio a conocer, fue el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, el que convenció al presidente de que la medida no fuera igual para todo el país, de modo que no se castigara a la economía de las provincias.

Así, señaló que el mendocino fue el único mandatario que realizó un “planteo concreto” a Alberto Fernández vinculado a los diversos escenarios que se presentan en las provincias argentinas.

“Estas diversas realidades implicaban la necesidad de una norma que deje librado a los gobernadores para que tomen las decisiones en el marco de su realidad”, indicó Ibañez en diálogo con Noticiero 9, Canal 9.

Y agregó tajante: “Mendoza no entra en esta restricción”, por lo que la provincia continuará con el esquema vigente.

Acá, en la bendita Argentina, no ha pasado nada!