Mendoza multiplica potencialmente la ola de contagios de Covid-19 y epidemiólogos piden retrotraer actividades

Actualidad Mendoza

El incremento en la cantidad de contagios de coronavirus (Covid-19) en las últimas semanas en la provincia de Mendoza y la confirmación de la circulación comunitaria del virus en las distintas ciudades, pone en alerta a las autoridades sanitarias.

En Mendoza, luego de que el din de semana el gobernador Rodolfo Suárez recordara que «el virus está entre nosotros y el distanciamiento físico es clave para cortar las cadenas de contagio», la ministra de Salud, Ana María Nadal, confirmó que allí los «casos aumentan como sucede en todo el país, se están dando récords» y destacó que «el desafío es ir controlando y aislando rápidamente». Solo eso… no hay una decisión política por parte del Gobierno provincial de retrotraer algunas de las actividades, mientras la cifra ya toca los 700 casos de contagios.

En tanto, los hospitales públicos y privados de Mendoza tienen un límite máximo para las cirugías programadas del 15% de utilización de camas totales. Debido a la pandemia de coronavirus, el porcentaje se había establecido en 30%, pero se redujo a partir de este jueves, señalando que no era suficiente debido a que algunos efectores de salud superaban el margen disponible.

La provincia de Mendoza cuenta con 3.886 camas en el servicio hospitalario, entre públicos y privados, de las cuales 340 son de terapia intensiva. Actualmente, 200 se encuentran ocupadas y en sólo 9 casos se debe a pacientes de coronavirus.

No obstante, en muchos nosocomios ya no hay médicos de guardia, lo cual agrava la situación. A través de un comunicado, los jefes de servicio de cirugía de los hospitales Lagomaggiore, Perrupato, Paroissien, Scaravelli y Central denunciaron al Ministerio de Salud una docena de «falencias» que encuentran a la hora de trabajar en medio de las restricciones.

Entre ellas figura la excesiva exposición de los trabajadores de la salud por la falta de división en grupos, hacinamiento de personal, falta de un protocolo de control preo operatorio de los pacientes no presumibles COVID 19 en Infectología y falta de consultorios para atención de pacientes oncológicos que son pasibles de cirugía (además de seguimiento post operatorio).

El listado incluye también escasez de barbijos adecuados, que existen desacuerdos en las normativas de uso y falta de condiciones óptimas para la realización de cirugía laparascópica por falencias en el instrumental. Además, se reclamó que el historial clínico no se encuentra digitalizado, por lo que se manipulan carpetas físicas a diario.

Un claro ejemplo sucede en el Hospital Perrupato, donde la falta de organización y planificación del directorio, el hacinamiento del personal, ha puesto en una situación complicada a la entidad, tiene aislado a una docena de profesionales por contagios de Covid-19, entre ellos al director del hospital Dr. Omar Dengra.

Volver a Fase 2

Con la finalidad de dar a conocer la Epidemiología crítica, social y política de la provincia, la Fundación Salud Inclusiva conformó desde el Área de Investigación y Epidemiológica de su Centro de Estudio en Salud Colectiva, un grupo de trabajo que denominamos: «Epidemiología en Alpargatas», un espacio técnico-político «que busca democratizar los saberes, desencriptando el lenguaje oscurantista y garantizando el acceso al conocimiento al conjunto de la sociedad sobre su propia salud», fundamenta.

El Grupo de Epidemiología en Alpargatas asegura que la información presentada diariamente por el Gobierno de Mendoza «es insuficiente y a la vez opera como distractor, empañando la posibilidad de contar con una mirada crítica sobre la evolución. El Gobierno Provincial no cuenta con una sala de situación virtual, que es una página web donde todos y todas podamos acceder a la información necesaria en tiempo real para comprender la realidad en la que estamos todas las mendocinas y mendocinos».

Frente a esa desinformación provincial y en base al trabajo desarrollado por el Ministerio de Salud de la Nación en la provincia cuyana, el
Grupo de Epidemiología en Alpargatas sostiene que «en las últimas 6 semanas el tiempo de duplicación de casos se redujo de 90 días en la semana 24; a 7 días en la semana 29».

Covid-19. Casos acumulados y tiempo de duplicación al último día de la semana (en días) Mendoza. Año 2020*

*Datos actualizados hasta la semana epidemiológica 29 (desde el 12/07/2020 hasta el 18/07/2020)) Fte: Gráfico de elaboración propia en base a los comunicados oficiales del Gobierno de Mendoza.

«Este indicador muestra una alarma sostenida desde hace seis semanas mientras en la Provincia se abrían nuevas actividades y se promocionaba el turismo interno o se hacían esfuerzos por no reconocer la circulación comunitaria del virus», denuncian.

Y desde el Grupo aseguran «notamos que resulta imperiosos establecer los dispositivos necesarios para volver a la fase 2 de Aislamiento administrativo (tal vez permitiendo cierta flexibilización solamente en el Sur de Mendoza -San Rafael, Malargüe y General Alvear- además de La Paz). Esto implica cerrar todo espacio donde se concentre mucha gente y se haga imposible mantener el distanciamiento social interpersonal necesario. Las declaraciones de ayer (22/07/2020) de la Ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes reconociendo la transmisión comunitaria del virus en Mendoza también es un elemento que según el artículo 3 del decreto 297/2020 del Gobierno Nacional establece la necesidad de retroceder en las aperturas de nuevas actividades e inclusive volver a cerrar algunas previamente permitidas».

Y justifica «Esta necesidad de volver a fase 2 de acuerdo a lo establecido por las políticas públicas nacionales es necesario para salvar vidas. Es una medida ajustada a una decisión sanitaria, cualquier otra acción que se aleje de esto, son decisiones que obedecen a otras razones».

«También es importante mostrar nacionalmente lo sucedido en Mendoza como caso testigo de que una apertura inoportuna de las actividades y sin contemplar las posibles consecuencias sanitarias de las mismas, obliga indefectiblemente a una vuelta a un aislamiento más estricto» concluye el documento presentado por el Grupo Epidemiología en Alpargatas de la Fundación Salud Inclusiva.