La juventud del Grupo Argentina le entregó a Evo Morales en San Juan una placa de reconocimiento por su aporte a la integración latinoamericana

Actualidad San Juan

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales tuvo una cargada agenda de actividades este fin de semana en la Región de Cuyo, repartiendo su tiempo entre las provincias de San Juan y Mendoza. El líder latinoamericano estuvo reunido con las autoridades de los gobiernos provinciales, intendentes, legisladores e importantes dirigentes de la región. También mantuvo un estrecho contacto con sus compatriotas bolivianos residentes en ambas provincias y participó activamente en actos en apoyo a su soñado regreso a su querida Patria.

En la tarde del domingo, el líder boliviano estuvo en la provincia de San Juan en donde participó de un acto político en la localidad de Pocito. Ocasión especial para que uno de los principales dirigentes del Grupo Argentina, Francisco Piriz Carossia, en representación de la joven militancia nacional y popular, le entregara una placa de reconocimiento al ex presidente Evo Morales Ayma «por su trabajo en materia de integración latinoamericana y los pueblos originarios de nuestra Patria Grande».

Con alegría y orgullo, Piriz Carossia, expresó después de ese gran momento «Para nuestra generación Evo, Nestor, Chavez y Lula son libertadores de la historia contemporánea».

El principal objetivo de su llegada fue recaudar apoyo político de cara a las elecciones presidenciales que se llevarán adelante el 3 de mayo en Bolivia. El exmandatario no es candidato pero postula al dirigente del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce. En ese marco, criticó a su competencia, Jeanine Añez, y aseguró que si los residentes de su país en la Argentina le dan su apoyo, su partido alcanzará el 51 por ciento de los votos, lo que permitirá «ganar de manera contundente en primera vuelta».

Las palabras del expresidente se dieron en el predio que tiene la comunidad boliviana en Pocito. En ese lugar, Morales aprovechó para dar un mensaje claro: «Hermanos que viven en la Argentina, ustedes pueden decidir el futuro de Bolivia». Es que según explicó el expresidente, en el país hay casi 170 mil bolivianos empadronados para votar. Si de esa cantidad, 140 mil personas apoyan a su espacio en las urnas, lograrían hacerse del 2 por ciento de los votos totales, por eso «si en Bolivia ganamos con el 49 por ciento, más ese dos por ciento de Argentina, ganaríamos en primera vuelta de lejos», destacó Morales.

No fue lo único que destacó frente a un público de unas 600 personas. En un discurso que se extendió por unos 20 minutos, hizo un repaso de los logros que tuvo en sus casi 14 años de gobierno, como el crecimiento de la obra pública y del Producto Bruto Interno. Además, fue muy crítico con la oposición de su país. Sosteniendo una copia de un medio gráfico señaló que «en enero, en la apertura del año judicial, Añez pidió evitar el regreso de los salvajes al poder. Para la derecha boliviana, los militantes y los simpatizantes del proceso de cambio, somos salvajes. Por eso tenemos que estar unidos para poder recuperar el poder político».

Por otro lado, sostuvo que «muchas personas han llorado por nuestro proceso de cambio, no sólo por el golpe de Estado, sino porque se produjo con tantos muertos. Ellos recuperan el poder con balas y armas, nosotros lo vamos a recuperar con la conciencia del pueblo, con el voto, esa es nuestra diferencia. El tres de mayo volveremos millones y devolveremos la dignidad al pueblo boliviano».