Siguen los aumentos y se evapora la quita del IVA a productos básicos

Actualidad

Por más «optimismo» y «buena onda» que le pone el gobierno de Mauricio Macri, el tsunami inflacionario no para y se filtra en todos los bolsillos argentinos. El rubro alimentos y bebidas experimentó un aumento del 4,5 % en septiembre respecto a agosto, en tanto que para el mes en curso se prevé que la evolución de esa categoría estará por encima del indicador general de inflación, o sea, una suba del 6,5 % promedio.

“Los precios de los diferentes cortes de carne vacuna aumentaron 3,3% en septiembre respecto de agosto, contra un incremento del pollo del 12,4 % y del cerdo de 10,4 % el mismo mes”, detalló Damián Di Pace, director de Focus Market.

Asimismo, alertó que “Argentina perdió la posición de la cuenta láctea de América Latina” situación “preocupante porque los sustitutos son, por ejemplo, yerba mate”.

“En el caso de la carne, a lo largo del año no había aumentado tanto y siguió cayendo consumo, estamos en el consumo de carne de los más bajos de los últimos años que son 57 kilos per cápita y se incrementa el pollo y el cerdo”, detalló el consultor en declaraciones a FM Provincia.

El top 10 de aumento incluye a los siguientes artículos: hamburguesas (13,2 %); pañales (13 %); desinfectantes (12,5 %); enlatados de pescado (12,2 %); jugos en polvo (12 %); fernet (11,4 %); rollo de cocina (10,8 %); suavizantes (10,6 %), productos para el pelo (10,6 %), y jugos líquidos (10,5 %).

En la comparación interanual, los incrementos superan el 80 %, a saber: crema de leche (81,5 %), leche (79,7 %), dulce de leche (76,7 %); quesos untables (73,2 %); cremas dentales (72,1 %); manteca (70,4 %); detergente (68,4 %); suavizantes (66,6 %) y jabón en barra (65,3 %).

La carne no levanta

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Propietarios de la Carnicerías, Alberto Williams, se refirió a la dramática la caída en el consumo de cortes vacunos, al calor de la crisis económica.

“La merma es tremenda, las ventas caen todos los días. Ojalá este Gobierno termine pronto. Alberto Fernández tenía razón. Hay que mover el consumo”, analizó el dirigente en declaraciones a Radio La Red.

En tanto, reveló que “nos queda lo peor: la grasa y el hueso ¡La gente no paga grasa!”.

“Y ahora escuchamos al Presidente decir que le va a llenar el bolsillo de dinero a la gente, ¿por qué no lo hicieron antes? No se puede jugar con la gente”, remató.