Sosa apuntó a Cornejo: «el ajuste furioso ya está en marcha en Mendoza, con despidos, salarios miseria y recortes»

Actualidad

La diputada nacional del Partido Obrero en Frente de Izquierda por Mendoza, Soledad Sosa,  salió «con los tapones de punta» contra las declaraciones del gobernador mendocino Alfredo Cornejo, quien esta mañana había dado a conocer su postura frente a los «holdouts» en el Senado de la Nación. En el marco de la convocatoria hecha por el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía Nacional e Inversión de esa cámara, el gobernador había señalado «Tomamos deuda o despedimos masivamente a 15 mil empleados públicos».

Frente a los dichos, la diputada del FIT, Soledad Sosa, señaló “Cornejo, quien está enlistado entre los gobernadores que apoyan el acuerdo con los fondos buitres,  extorsiona una vez más a los trabajadores con la falsedad de que esta entrega nacional que implica el acuerdo, evitará el ajuste. Porque en Mendoza el ajuste “furioso” ya está en marcha y de manera brutal: los despidos en el sector público y privado, salarios de miseria para obreros de bodegas y viñas, cierre de secaderos, tercerización de servicios municipales, recorte en presupuesto de salud y en salarios, ataque mediante decreto al estatuto docente con el ítem aula, el tarifazo en las tasas municipales, luz, combustibles y del transporte público.»

La diputada agregó «El endeudamiento provincial que quiere Cornejo solamente profundizará esa crisis, toda vez que a los cuatro grupos bodegueros no se les toca sus ganancias, sigue la reducción de impuestos a la YPF S.A, y continúa la tasa cero para los grupos capitalistas, o los subsidios millonarios como a los empresarios del transporte, o licitaciones de obras públicas al empresariado amigo.”

“La salida del gobernador para la “provincia quebrada” es continuar el ciclo de endeudamiento eterno cuyo origen tiene en la dictadura militar y que creció abismalmente en los 90, provocando la quiebra del banco Mendoza y de Previsión Social por la absorción estatal de las deudas privadas de grupos como los Moneta, hoy en el 2016 seguimos pagando sus deudas y subsidiando además, las pérdidas de grupos empresarios del transporte o los Pescarmona, por dar un ejemplo. Esta salida antipopular que ofrecen ya ha fracasado en la historia, la nueva deuda no será para el desarrollo de la provincia sino para continuar favoreciendo a grupos parasitarios del presupuesto provincial”, señaló.

Finalmente, la única diputada nacional mendocina que rechazó de lleno, en la sesión maratónica del Congreso,  el pago a los fondos buitre concluyó: “Contraponemos nuestra propuesta, defendida con dictamen de minoría en el Congreso, de investigación de la deuda nacional que abarque también las deudas  provinciales, por una Comisión compuesta no sólo por legisladores y técnicos, sino también por trabajadores electos en sindicatos y que abra un proceso de deliberación nacional en defensa de nuestra soberanía, mientras se suspende el pago de la deuda externa en su conjunto para concluir con un referéndum”.

 

Los dichos del gobernador Cornejo

En su alocución, el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, había declarado: “Necesitamos cubrir este déficit con endeudamiento internacional. Hoy el stock de deuda es a corto plazo. Esto se debe a malas administraciones pero también a malos repartos de recursos nacionales, cada vez más, en detrimento de las provincias”.

Haciendo alusión a la situación de nuestra provincia el Gobernador explicó: “Mendoza tiene hoy un problema estructural. Sus gastos son superiores a sus ingresos, por ello, si no se resuelve el problema de la deuda internacional, no vamos a poder acceder a créditos con buenas tasas de interés. El endeudamiento que necesitamos es para arreglar descalabros heredados de gestiones anteriores”.

“Mendoza no tiene otra opción mas que tomar deuda, o despedir masivamente a 15 mil empleados públicos. Esa no es la solución. Es por esto que vengo a manifestar la necesidad de cerrar este capítulo de endeudamiento”, finalizó el mandatario mendocino.