Noe Barbeito del FIT denuncia que una empacadora y exportadora de ajos esconde trabajadores «en negro» para zafar inspecciones

Actualidad

Ayer viernes 17, la senadora provincial del FIT mendocino, Noelia Barbeito, hizo pública la denuncia de inspecciones truchas de la Subsecretaría de Trabajo en una empacadora y exportadora de ajos y otras hortalizas, llamada Empresa Sanes S.A, ubicada en Rodeo del Medio, Departamento de Maipú. La legisladora de la izquierda sostiene que parte de su personal están siendo extorsionados para que se ausenten de su trabajo durante las inspecciones de la Subsecretaría de Trabajo.

Las inspecciones se supone que son «sorpresivas» para las empresas, justamente buscando detectar irregularidades. Sin embargo, según la denuncia difundida por Barbeito, la empresa estaba al tanto de que llegaría una inspección, por lo que intimó a los trabajadores y trabajadoras que están en negro que no asistan al trabajo o les indicó que deberían responder ante las preguntas de los inspectores.

Barbeito señaló que «si las autoridades el Ministerio de Trabajo o la Subsecretaría de Trabajo provincial piensan hacer hoy una inspección en la empresa SANES S.A de Rodeo del Medio, un procedimiento que se supone debería ser sorpresivo y secreto hasta el momento de concretarse, anticipamos que los empleados de la firma nos han informado que la empresa no sólo espera una inspección, sino que ya le pidió al personal que trabaja en negro que no vaya mañana a cumplir tareas».
A un pequeño grupo de trabajadores y trabajadoras, la empresa les indicó que digan que trabajan sólo 8 horas por día y que ingresaron a la firma hace a penas 2 semanas.

«Pediremos informes desde la Legislatura denuncia contra estas prácticas de explotación y fraude laboral, así como la posible filtración de información. De ser cierto que estaba prevista esta inspección, queremos que se investigue quienes son los que le informan a las empresas que se van a llevar adelantes estos procedimientos, que permiten estas prácticas ilegales de explotadores como la empresa Sanes», concluyó Barbeito.