Noelia Barbeito del FIT pide que se vaya la ministra Bullrich «Se están cayendo todas las mentiras y las pistas falsas del Gobierno»

Actualidad

El fiscal federal Federico Delgado abrió una causa penal para determinar si desde el Gobierno se encubrió la desaparición de Santiago Maldonado. Fuentes judiciales información que Delgado impulsó la denuncia presentada por la «Liga Argentina por los Derechos del Hombre» y el «Instituto Arturo E. Sampay» contra Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad), el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Nocetti, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, el director de Gendarmería Nacional, Gerardo Otero, y comandantes de esa fuerza, investigada por la desaparición de Maldonado.

Los abogados de las ONG señalaron que las autoridades del Gobierno no aportaron a la búsqueda de Maldonado sino que «han intentado deslindarse de toda responsabilidad generando una campaña de desinformación, en descalificable alianza con los medios masivos de comunicación social». Por eso los denunciaron por los delitos de encubrimiento por parte de las autoridades públicas, violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

El presidente de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Diputados, Luis Petri, ratificó que el Gobierno «no» descarta «ninguna hipótesis» en el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, por lo cual afirmó que «toda la información que se produzca por el Gobierno, va a ser aportada» al juez federal de Esquel Guido Otranto. Petri fue uno de los participantes de la reunión que ayer a la tarde encabezó el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada, donde se decidieron medidas para colaborar con la Justicia en el caso Maldonado. El legislador de Cambiemos negó que en ese encuentro, del que participaron la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, entre otros, se haya planteado la renuncia de algún funcionario. «Nada indica que Gendarmería haya tenido que ver en la desaparición, salvo un testigo que hay que verificar», había señalado Petri al medio radial Futuro Rock.

Por su parte, la candidata a diputada nacional por Mendoza y activa dirigente del FIT, Noelia Barbeito, sostuvo que: «Al fin se están cayendo todas las mentiras y las pistas falsas del Gobierno» y afirmó que «hay testigos de la comunidad mapuche que ratifican lo que veníamos diciendo. Santiago estuvo allí el 1 de Agosto y fue llevado por gendarmería cuando ingresó en tierras de la comunidad de manera ilegal».

«¿Por qué declararon los testigos? Ellos mismos dicen que se animaron porque se sienten respaldados por la movilización. Mis compañeros estuvieron en Esquel y pudieron constatar la represión y persecución a las comunidades mapuches para defender los intereses de Benetton. Terratenientes extranjeros que siempre han defendido sus intereses derramando sangre» continuó Barbeito.
«Caen las mentiras del gobierno y sus medios afines» sostuvo y agregó: «Dijeron que no estaba allí, que se había ido a Entre Ríos, a Chile incluso que podía estar aquí en Mendoza. Mentira. Dijeron que fue un puestero. Las pruebas de ADN dieron negativo. Que estaba escondido. Como dijeron cuando desapareció Julio López. Hasta el propio Clarín dijo que las policías de la zona no estaban buscándolo. No hicieron nada por encontrar a Santiago».

Respecto a las declaraciones del diputado nacional mendocino Luis Petri, Barbeito afirmó que «El Estado es responsable, el Gobierno, la ministra Bullrich. Nocetti, el segundo de la Ministra comandó el operativo. Por eso Bullrich se tiene que ir» y que señala que «Mientras esto pasa el Diputado mendocino de Cambiemos Luis Petri sin ninguna vergüenza usa su lugar como legislador para salir hoy por todos los medios a respaldar el accionar del gobierno. Mendoza ha sido una de las provincias donde gracias a la lucha de los organismos de DD.HH. y de familiares hemos conseguido fallos históricos contra represores. Mendoza sabe lo que es el dolor de las desapariciones forzadas en esta democracia para ricos. Pero es también la que dio ejemplo de lucha contra la impunidad de ese estado, luchando por Garrido y Baigorria, por Sebastián Bordón, secuestrados por las fuerzas de seguridad del estado. Nunca aceptamos que la impunidad de este régimen criminal se convierta en resignación y olvido. El mismo ejemplo siguen dando las madres de las víctimas de gatillo fácil y las maestras de Lavalle que salieron a buscar a las chicas desaparecidas cuando los fiscales y la policía cajoneaban las denuncias. Petri no representa esa Mendoza».