Los viñateros mendocinos marcharon por la Capital pidiendo aumento salarial y en contra del trabajo en negro

Actualidad

La crisis de las economías regionales repercute en todos los rincones del país. Mientras que se espera inversiones del exterior, los emprendedores nacionales quedan naufragando entre laberintos impositivos y falta de capitales. Hoy en el microcentro de la capital mendocina, los viñateros se movilizaron desde el Acceso Este y Sur, y llegaron a la Legislatura en reclamo de mejores condiciones salariales.
Los manifestantes, del gremio Soeva, remarcaron que lo ofrecido por los empresarios «es insuficiente» y denunciaron que la estrategia paritaria de la patronal es el «desgaste».

«Debemos dignificar el salario», indicaron los viñateros. Los industriales ofrecieron un 23% en la última reunión paritaria, esto desencadenó como primera medida de fuerza trabajar a reglamento. El pedido del sindicato es un salario básico para trabajadores de bodegas y viñas de $13 mil. Además, se manifestaron esta mañana en contra del trabajo en negro.

Cabe destacar que hoy un obrero de viña gana aproximadamente unos $8 mil. La izquierda mendocina denuncia que esta realidad no se condice con las Dietas de un senador provincial, que gana unos $80 mil al mes.

La emergencia agropecuaria en la provincia cuyana está declarada desde diciembre de 2016, pero esta semana se reconoció a nivel nacional que los productores mendocinos necesitan ayuda del Estado. Alfredo Aciar, Subsecretario de Agricultura de la provincia, en diálogo con Radio Libertad de Mendoza explicó que este reconocimiento nacional significará beneficios impositivos y financieros para lo productores que se encuentren en emergencia.