Emotivo y merecido reconocimiento legislativo a alumnos hipoacúsicos mendocinos

Vida cuyana

La Honorable Cámara de Senadores de la provincia de Mendoza aprobó el proyecto de la senadora Mariana Caroglio (UCR) que tiene por objeto declarar de interés legislativo el trabajo y esfuerzo de los alumnos hipoacúsicos de la escuela secundaria Niocolás Avellaneda, de Godoy Cruz, por haber logrado ser abanderados y escoltas del ciclo lectivo 2017. Ellos son: Karen Asenjo, Jimena Capaldi, Noelia Cabanay, Sabrina Ríos y Ailín Parola Sosa.

Los chicos están integrados al curso en el que la mayoría de los estudiantes son oyentes. Además, en el aula, están acompañados de un profesor de sordos o terapeuta del lenguaje del Instituto de Educación Integral Niño No Oyente (Einno) para que los guíen con alguna dificultad.

En cuanto a los promedios, se sacaron en conjunto y los cinco estudiantes obtuvieron entre 9.03 y 9.50, nunca repitieron un año en toda la secundaria y cursan doble turno, porque en la mañana asisten al instituto Einno, donde reciben formación junto con otros chicos no oyentes, y en la tarde, asisten al colegio Avellaneda.

«Estos chicos demostraron que además de haber logrado un desempeño académico ejemplar, es motivo de orgullo de Mendoza contar con jóvenes que sean responsables, que busquen aprender y formarse como ciudadanos, a pesar de su discapacidad», comentó la senadora.

Por lo que el colegio secundario Nicolás Avellaneda tendrá para este año dos abanderados y cuatro escoltas. Karen Asenjo de 19 años, obtuvo 9.50 de promedio y es la abanderada nacional; Jimena Capaldi de 18, obtuvo 9.24 de promedio y es primera escolta; Noelia Cabanay de 19, obtuvo 9.22 de promedio, por lo tanto es la segunda escolta; su compañera, Sabrina Ríos, que vive en Palmira y tiene 18 años, consiguió 9.41 de promedio y es la abanderada provincial, y Ailín Parola Sosa, con 18 años, es la primera escolta de la bandera provincial, con un promedio de 9.03.

El sexteto se completa con Brandon Márquez, de 18 años, que por su promedio, podría haber sido el segundo escolta de la bandera provincial, pero renunció porque es Testigo de Jehová, culto que le impide aceptar un lugar de honor acompañando los símbolos patrios.

Para este 2017 están inscriptos 7 chicos más que empezarán la secundaria sumando aproximadamente a unos 40 estudiantes que han pasado por el colegio desde el comienzo del proyecto en 2008.