Crece la preocupación por el cierre de la empresa Olivi Hermanos S.A. que dejará este fin de año a 30 familias en la calle

Actualidad

En la sesión de este martes en el Senado mendocino se trató la preocupante situación en la empresa Olivi Hermanos S. A.,  que anunció su cierre definitivo para el 31 de diciembre, dejando en la calle a mas de 30 familias.

Por iniciativa del senador Luis Bohm, la Cámara de Senadores aprobó hoy un proyecto in vice, en el que manifiestan la preocupación, ante el anuncio del cierre de actividades realizado por la empresa aceitera OLIVI HNOS. S.A. que dejaría sin fuentes de trabajo a muchas familias de la provincia cuyana.

Por su parte el Frente de Izquierda-Partido Obrero también se manifestó frente a la ola de despidos y la reivindicación del respeto al convenio colectivo de trabajo «En el marco de un ajuste generalizado de parte de las patronales y sus Gobiernos cómplices, que avanzan en despidos y recorte de personal, la Empresa ha llevado adelante maniobras fraudulentas para lograr su cometido. El ultimo tiempo hicieron figurar a los Dueños como empleados, autodespidiéndose e indemnizándose con bienes capitales de la fabrica para llegar a vaciarla. Como es una sociedad anónima, en asamblea decidieron venderle la Empresa a solo uno de los Hermanos Olivi, con la idea de cambiar la razón social. Todo avalado por la burocracia de la Subsecrataria de Trabajo».

«Los mecanismos fraudulentos y el guiño de la Subsecretaria, establecen que el Estado esta al servicio de garantizar la ganancia de los grandes capitales, en detrimento de los puestos de trabajo de los empleados de la fabrica, ya que la Empresa no quiere aplicar el Convenio Colectivo de Trabajo de Aceiteros» concluye el comunicado del FIT.
Hoy Martes, los trabajadores de la Empresa, concurrieron a la Subsecretaria de Trabajo para exigir el mantenimiento de su fuente laboral y la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo.
Dicha fábrica de aceite de oliva, es una de las más importantes a nivel provincial y se ubica en el distrito de Palmira, San Martín. Si bien, aún no ha habido una notificación oficial por parte de la empresa a sus trabajadores, desde el gremio aseguraron que la reconocida aceitera finalizará su actividad este fin de año“La empresa ha manifestado en la Subsecretaria de Trabajo que el 31 de diciembre va a cerrar sus puertas”, le explicó al portal regional Sitio Andino, Pablo Valdez, secretario general del sindicato que nuclea a todos los empleados aceiteros de la provincia.

Según el representante gremial, detrás del cierre de esta fábrica hay todo un manejo fraudulento, que como resultado dejará a unas 30 familias en la calle, además del vaciamiento total de la empresa.

“Ellos son dueños y también figuran como empleados, se autodespidieron y la indemnización se la cobraron con bienes capitales de la empresa. Como es una sociedad anónima, en asamblea decidieron venderle la empresa a solo uno de los hermanos Olivi”, explicó Valdez.

A pesar de manejar la información acerca de la posible continuidad de la fábrica, con otra razón social, el destino de los empleados sigue siendo incierto. “Hasta ahora es una especulación que nos vayan a pagar una indemnización, hay juicios en el medio, y si lo hacen no nos van a dar nada. Pedimos que si se nos va a indemnizar, que se haga bajo convenio aplicado”, aseguró el dirigente, quien aclaró que lo primero es conservar la fuente laboral. “Nosotros queremos seguir trabajando”, indicó.

“Acá ha habido un vaciamiento de la empresa y fraude. Ellos están en deuda con nosotros por diferencias salariales”, señaló Valdez.