El diputado Vadillo acompañó a los estudiantes de la Universidad de la Aconcagua por el abusivo aumento en sus cuotas

Actualidad Mendoza

Si algo deja como legado el gobierno nacional de Mauricio Macri a lo largo de estos cuatro años es una crisis que golpea duramente a la clase media, obligándolo a ajustar las billeteras cada vez más, postergando salidas, vacaciones y ahora también… educación!

El costo de una carrera de grado en universidades privadas argentinas no es para cualquiera. Quizás por eso -entre otros motivos- la mayoría de los alumnos de ese nivel educativo (78,6%) estudia en entidades estatales. En una institución de gestión privada la cuota mensual puede aproximarse actualmente al salario mínimo, vital y móvil -aunque los números varían según la carrera y la universidad.

Las universidades privadas, a diferencia de los colegios primarios y secundarios de gestión privada, no reciben aportes estatales por lo cual tienen autonomía para fijar las cuotas. Sin embargo, no son empresas, ya que se conforman como fundaciones o asociaciones civiles, de acuerdo a lo que dicta la Ley de Educación Superior. Responden al Consejo de Rectores de Universidades Privadas (Crup) y a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau).

En la provincia de Mendoza, la Universidad del Aconcagua (UDA) anunció la aplicación a partir del mes próximo de un aumento del 10% en las cuotas de todas sus carreras, lo que despertó la bronca e indignación de los estudiantes de esa casa de estudios superiores, quienes se congregaron para protestar por una medida que calificaron como «injusta».

Este nuevo incremento se suma a los que la universidad dispuso a fines del año pasado para el Ciclo Lectivo 2019: 25% en abril y 10% en agosto.

Desde el centro de estudiantes informaron que recibieron la noticia del nuevo incremento por redes sociales sin posibilidades de reclamar ni hablar con los directivos. Sofía Gómez, es estudiante de la universidad y dijo “Es un aumento desmedido el que nos notificaron el pasado 10 de octubre por redes sociales, una suba en la cuota del 10% que en algunas carreras equivale a casi $1000 pesos. Es el tercer aumento que se realiza y no estaba contemplado en el presupuesto acordado en diciembre del año pasado”.

Las autoridades de la universidad mendocina argumentaron que este nuevo aumento se debe al pago del bono de 5.000 pesos dispuesto por el Gobierno Nacional a todos los trabajadores registrados, y señalaron además que ese ajuste es «muy poco» en comparación con la inflación anualizada, que ya supera el 50%.

Los argumentos oficiales no fueron bien recibidos por los estudiantes que lo calificaron de «injusta» y se manifestaron esta mañana de jueves en las puertas de la sede de la calle Catamarca, que a la tarde adoptaron la decisión definitivamente de cortar la circulación de vehículos.

El legislador provincial de Protectora, Mario Vadillo, se hizo presente en la sede de la calle Catamarca y acompañó el reclamo legítimo de los estudiantes “Los estudiantes son consumidores, entraron acá por una publicidad, esto es privado y tienen un contrato de consumo, no es un contrato común y por esta condición ustedes tienen que estar protegidos por la ley de defensa del consumidor”, afirmó el diputado.

El aumento dispuesto, se encuentra en infracción a la Ley de Defensa al Consumidor 24.240,  por falta de información adecuada (art. 4º), incumplimiento con el contrato en los  términos, plazos, condiciones, modalidades, reservas y demás circunstancias conforme a las cuales han sido ofrecidos, publicitados o convenidos.; como así mismo la Resolución 00086-003029 de la Dirección de Defensa del Consumidor de la Provincia de Mendoza, establece en su inciso 6 “brindar a los consumidores una información, por escrito, con anticipación mínima de sesenta días antes de aplicar una modificación arancelaria de cuota y/o cargos de matriculación y/o gastos”.

El diputado Mario Vadillo presentó un proyecto en Febrero de este año para que la Dirección de Defensa del Consumidor intervenga, controle y sancione las irregularidades en los aumentos de cuotas de universidades privadas por la cantidad de reclamos de estudiantes, como así también en su momento fue la Universidad de Mendoza, un proyecto que se aprobó.

Desde el grupo de estudiantes de la Universidad del Aconcagua informaron que pidieron realizar una asamblea popular con todos los estudiantes y directivos; siendo rechazada dicha petición sin mayores explicaciones.

Vadillo remarcó que “es necesario que entiendan, que ustedes como alumnos no tienen que pedir una solución, solo deben exigir que se cumplan sus derechos.”