Uñac confirmó que, al no haber circulación viral, el lunes abre el comercio

Actualidad San Juan

La provincia de San Juan se prepara para una nueva etapa de la cuarentena, donde empezará a darle movimiento a la economía, siempre tomando los respectivos recaudos sanitarios. En ese marco, el gobernador Sergio Uñac se reunió ayer martes con la ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando, para interiorizarse sobre la situación epidemiológica de la provincia luego de que se diera a conocer el tercer caso positivo de coronavirus. Se trata de un caso importado: el paciente, un transportista de más de 40 años, arribó a la provincia procedente de Buenos Aires, donde había estado internado por una afección respiratoria y fue dado de alta tras realizarle testeos por COVID-19 que arrojaron resultados negativos.

El primer mandatario provincial destacó el trabajo que viene llevando adelante San Juan para evitar la propagación del virus, siendo una de las provincias con mejor estatus sanitario al ser la tercera con menor cantidad de casos a nivel nacional: “El Estado continúa priorizando la salud de los sanjuaninos. Este nuevo caso positivo, factible en el marco de la pandemia, nos tiene que hacer recordar que estamos en riesgo”, señaló. Seguidamente el gobernador reiteró la necesidad de que los comprovincianos respeten las restricciones y controles establecidos y apeló nuevamente a la responsabilidad cívica.

En ese sentido, Uñac consideró que “la mejor estrategia para ganarle a esta crisis es que nos sigamos uniendo todos los sanjuaninos en la solidaridad y la responsabilidad” y ratificó el paulatino restablecimiento de actividades diagramado por el Gobierno provincial con la supervisión de la Nación y el apoyo de las distintas entidades que agrupan a los sectores económicos y productivos de la provincia, con el objetivo de “encontrar un justo equilibrio para evitar una tensión entre el cuidado de la salud de los sanjuaninos y la crisis económica que afecta a la mayoría de los sectores”.

“Vamos a avanzar con la decisión de reactivar más actividades económicas el lunes 11 porque obedece a un estatus sanitario y a una planificación cuidadosa que lleva adelante el Gobierno junto al sector privado, fruto del diálogo con sectores comerciales, industriales, de servicios y profesionales que han sido perjudicados por los inevitables efectos económicos que la pandemia está causando en todo el mundo”, añadió el gobernador.

Encuentro con representantes de los comerciantes de diferentes departamentos para la apertura

El ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano recibió a más representantes del comercio local, siempre con la finalidad de avanzar en los acuerdos para reabrir los negocios de forma gradual y respetando las condiciones que impone la pandemia de COVID–19.

El titular de la cartera ministerial dialogó en diferentes reuniones con Bernardo Castro de la Cámara de Comercio de Albardón, Marcelo Rosas de la Cámara de Comercio de Chimbas, Eduardo Giménez del Centro Comercial de Santa Lucía y Carina Quiroga del Centro Departamental de Rawson.

En cada oportunidad, los empresarios expresaron las necesidades que se ven en el sector comercial de su departamento debido a la implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio y presentaron su propuesta al ministro.

Nuevamente, Díaz Cano hizo hincapié en que deberán consensuar un protocolo en el que se especifique cómo trabajarán los comercios. Una vez aprobado ese protocolo en el Ministerio de Producción, se envía al Ministerio de Salud Pública para que se evalúe también desde el punto de vista sanitario. Con esos requisitos aprobados, podrán abrir sus puertas desde el lunes 11 de mayo.

En las reuniones, el ministro estuvo acompañado por el secretario de Industria, Comercio y Servicios, Alejandro Mestre, Subdirectora de Industria y Comercio, Gabriela Calderón.