¿Se «le escapa la tortuga» al intendente Ojeda con las acciones preventivas en Malargüe? El Frente de Todos solicita la intervención urgente de la ministra de Salud

Actualidad Mendoza

A fines del 2019, el intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, daba mediáticamente garantías de seguridad en relación al tratamiento del fracking en la zona. Se hablaba de un sistema preparado que garantizaba la calidad de vida de los malargüinos.

Sin embargo, los «lindos» discursos de desinflan con los hechos y las prácticas… y lo podemos ver en las actuales irregularidades que están sucediendo en el Departamento del sur mendocino, donde no existen garantías en las medidas preventivas contra el coronavirus, sumado a «aprietes» y forzados silencios, que dejan una situación difusa en cuanto a la circulación del virus en la comunidad.

Después de la confirmación del primer caso positivo de coronavirus en Malargüe comenzó una catarata de cuestionamientos por parte de la población en base al proceder de profesionales de la salud. Esto en base a que el paciente que dio positivo, de 85 años, es el padre de un médico y éste no habría respetado el protocolo. En este sentido el director del hospital, doctor Alfredo Martínez, reconoció “no podemos estar controlando cada uno que ingresa, es más, él como profesional de la salud ha tenido algún privilegio, entre comillas y ha podido ingresar a ver a su familiar internado en terapia, eso es lo que ha ocurrido.”

Ante el resultado positivo del padre del médico, se les hicieron estudios al profesional de la salud y a la madre de éste. Como ya es de público conocimiento, la mujer de 84 arrojó positivo y el médico negativo.

Según se investiga, el médico habría ingresado a ver a su padre cuando estaba internado en el nosocomio, no respetando los protocolos. Además, el profesional de la salud trabaja en la OSEP, por lo que allí se había encendido la luz de alarma, de posibles contagios al personal.

Osvaldo Trimiño, quien está a cargo de la sede de OSEP en Malargüe, informó este sábado que decidieron cerrar sus puertas allí en la oficina central y que todo el personal quedara en cuarentena, 53 trabajadores entre médicos, seguridad, administrativos y limpieza.

Entre las últimas noticias, en la noche de ayer, a las 22 horas, ingresó un paciente que estaba internado en Clínica Sur, por sospecha de posible caso para Covid-19, en donde se le aplicó el protocolo y están a la espera de los resultados. 

Frente a este panorama, donde el mismo intendente de Malargüe no ha emitido ni una sola palabra (serias) sobre los hechos, legisladores y ediles del Frente de Todos exigen explicaciones para aclarar la preocupante situación de riesgo de contagio comunitario que podría padecer el Departamento.

Recientemente y mediante nota dirigida a la ministra de Salud de la provincia, Ana María Nadal,  las senadoras Silvina Camiolo y Hilda Quiroga que presentan al Frente de Todos y los ediles Barro, Correa, Favari, Jofré y Risi (del Frente Político y Social Elegí) del HCD, manifestaron su preocupación  sobre las falta de recursos, de protocolo, de medidas de previsión, de errores de comunicación y de los privilegios que habrían existido en el trato con algunos  pacientes  en el Hospital de Malargüe. Asimismo, se pusieron a disposición y ofrecieron colaboración en pos ayudar a combatir este flagelo. Entendiendo que el departamento ya cuenta dos casos positivos de pacientes afectados con COVID-19 y podrían ser más.

El contenido de la nota hace referencia a la grave e irregular situación que vive el personal del Hospital de Malargüe, en este contexto grave debido a la pandemia. La misiva detalla sobre, “ las malas relaciones interpersonales, las persecuciones laborales (existen y están en curso las denuncias formales al respecto en la Subsecretaría de Trabajo) especialmente en el ámbito de enfermería, la falta de referencia y entendimiento con las autoridades del Hospital”. Además, “el estado de precarización laboral en que se encuentran muchos de los trabajadores del Hospital, quienes vienen realizando un reclamo pacífico desde hace varios meses los haberes están muy por debajo de la canasta básica alimentaria y muchos de ellos destinan hasta el 30% de sus ingresos en concepto de monotributo y gastos contables, ya que están bajo régimen de contrato de locación de servicios”.

Los representantes del poder legislativo, detallaron la situación  de los nulos recursos materiales, la falta de medidas y de protocolo interno para manejo de este tipo de problemáticas. Los representantes del legislativo aseguran que: “Los recursos son escasos y aseguran que no son para todos.”

Sobre esto, la senadora Camiolo expresó  que “es necesario unificar criterio protocolar al sector de la salud, atento a los DNU en vigencia e Intervenir enérgicamente sobre las necesidades del recurso humano hospitalario”.

Unos de los puntos centrales en el relato de la nota, habla sobre, “el completo hermetismo que rodeó la situación del médico de OSEP cuyo padre resultó COVID 19 positivo. Sin embargo, previo a dicho resultado no existía información dentro de los mismos empleados del Hospital”. El personal del Hospital, al no saber de este caso no pudo tomar precauciones y  las medidas de protección correspondientes.

La polémica sobre el tema continuo cuando el director del Hospital reconoció en conferencia de prensa que el médico pariente del paciente identificado COVID 19 positivo, habría incumplido los protocolos al ingresar a la terapia intensiva y que “esos eran los privilegios por ser personal de salud”.

A esta polémica se sumó la falta de información de los casos por parte de las autoridades a la población, la concejal Jofré, una de las voces del Concejo Deliberante aportó que “se debería seleccionar un miembro informante y un medio de comunicación fidedigno por donde contar las novedades locales del COVID 19, nosotros sugerimos que sea LV 19, debido a su alcance territorial, trayectoria e importancia para la población malargüina”.

Finalmente, la nota enumera una serie de ideas  de los representantes peronistas, a fin de implementar por parte de las autoridades provinciales:

• Convocar a una reunión virtual de manera urgente con los principales actores del servicio de salud local (Hospital, OSEP y Área Departamental de Salud), en la que se determinen los lineamientos oportunos para afrontar la pandemia.

• Convocar a una reunión virtual informativa con la intendencia, funcionarios de primera línea y legisladores (concejales y senadores provinciales), a fin de poner en conocimiento a los referentes políticos locales sobre los protocolos, provisión de insumos y demás temas que estime corresponder. Es imprescindible que la reunión sea representativa de todos los bloques, ya que el departamento no ha establecido un comité de crisis representativo y no ha admitido la colaboración de la oposición, a diferencia de lo que sí ha realizado la provincia y la nación.

• Que se prevea el envío de fondos económicos para el departamento en materia sanitaria, a fin de hacer frente a lo antes detallado, priorizando y optimizando los recursos existentes.