Se realizó en la Legislatura mendocina «Adoptando emociones» en el marco del Día Provincial de la Adopción

Actualidad Mendoza

Se desarrolló en la tarde del martes en la Legislatura de Mendoza, el encuentro denominado “Adoptando emociones, en el marco del Día Provincial de la Adopción”, una actividad promovida por la diputada María José Sanz (UCR) y la Asociación Civil Dulce Espera Adopción Mendoza. Participaron también funcionarios del Poder Judicial, del Ministerio de Salud, del Registro Único de Adopción (RUA) y demás organizaciones dedicadas a la temática.

El eje fundamental de la actividad tuvo como premisa reflexionar sobre el acto de adoptar, las implicancias que el mismo indica y la significación que adquiere y tiene sobre la vida individual y social.

Al hacer uso de la palabra, Sanz indicó: “Es muy importante que podamos confluir el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Seguir trabajando en los tiempos de la adopción, en segurizar las formas de la adopción, y en dejar muy claro a la ciudadanía que la única manera de llegar al trámite de adopción es a través de la vía judicial. No existen adopciones directas.”

La diputada realizó un repaso de iniciativas legislativas (algunas con sanción definitiva y otras en ese proceso) en pos de abordar la temática de la adopción en Mendoza. A su vez, resaltó la importancia del trabajo conjunto entre los tres poderes del Estado, al indicar que “es un objetivo en el que venimos trabajando ya hace bastante, con reuniones previas en las cuales nos puedan decir qué necesidad de leyes tienen y nosotros las podamos trabajar, pero a su vez las podamos consultar con ellos, para que en la realidad, ambos poderes, el Judicial por las medidas que tiene que tomar y el Ejecutivo por la acción directa que tiene; no legislemos cosas que sean imposibles sino aquellas que tengan que ver con la realidad de los niños, niñas y adolescentes de Mendoza”.

A su turno, Julio Gómez, Juez de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, resaltó la importancia de las acciones que se llevan adelante y rescató la participación de todos los actores en el proceso de adopción. Indicó Gómez: “Tenemos un nuevo esquema, a partir del nuevo Código Civil y Comercial, que nos garantiza, por un lado la legitimidad de las acciones, y por otro lado, nos exige que en los tiempos seamos absolutamente eficaces”.

Agregó el juez, en base a los convenios que se han realizado para ser más expeditivos en casos de adopción, que “nosotros (desde la Justicia) lo que no podemos hacer es olvidarnos de los tiempos, podemos utilizar todo el tiempo que sea necesario, pero no somos dueños del tiempo del niño. El tiempo del niño nos exige actuar, sino con premura, con toda la dedicación posible para que las cosas sean resueltas en tiempo y en forma”.

En tanto, Verónica Gutiérrez, titular del Registro Provincial de Adopción (RPA – ex RUA), indicó: “Se está haciendo un trabajo conjunto importante en materia de adopción”. Resaltó los cambios en la legislación para que “se adecúe a los nuevos paradigmas”. Agregó que se han vinculado a 90 niños/as y adolescentes solamente en el año 2018, de distintas edades, “lo cual para nosotros es un logro muy importante, porque se ha logrado visibilizar que esta es la realidad de las situaciones. Hay muchas formas de formar una familia”.

Asimismo, Gutiérrez repasó el proceso que se sigue para que las familias logren la adopción. Primeramente la reunión informativa previa a la inscripción, luego la inscripción propiamente dicha, y por último la evaluación por el equipo multidisciplinario; procesos que pueden tener diversos lapsos de tiempo pero que se realizan en colaboración con organismos de la sociedad civil y la participación de los tres poderes del Estado.

Durante el encuentro se sucedieron diversos testimonios de familias adoptantes como de aquellas que están en ese proceso. Entre los primeros, se destacó la palabra de Verónica Rojas y su pareja, quienes conforman su familia con cuatro niños adoptivos. Rojas sostuvo: “Agradezco que el Estado se esté moviendo y ser escuchados por la Justicia”. También Elia Cabrera, futura mamá adoptiva, brindó su testimonio y presentó el “Kit de Emociones”, un conjunto de elementos que permiten vincular al niño/a con su familia. Cabrera es integrante de la Asociación “Dulce Espera”.      

A partir de la Resolución n° 473 de septiembre del corriente, autoría de Sanz, el evento fue declarado de interés por la Cámara Baja. Aquella pieza legislativa, en sus fundamentos, destaca las labores que realiza la organización, “la cual está conformada por personas (pretensos adoptantes) que han iniciado los trámites en el RUA – Registro Único de Aspirantes-, quienes decidieron hacer una espera activa, informándose, compartiendo materiales y conversando, lo que les ayuda a estar mejor preparados como futuros padres, pero también haciendo aportes que transmiten a la sociedad; el objetivo es acompañarse entre las personas que están en la misma situación, cuyas experiencias les permite seguir adelante”, explica.

Del mismo modo, en Mendoza, a partir de la Ley 9094 (también autoría de Sanz y sancionada el 28-08-2018) se estableció que los 15 de septiembre de cada año se celebrase el “Día Provincial de la Adopción”, lo que le otorga un marco de referencia al encuentro desarrollado. A su vez, es una oportunidad propicia para reflexionar sobre todo lo que conlleva la decisión de adoptar y la dedicación puesta de manifiesto en esta acción.

“La adopción no sólo es un acto legal, sino esencialmente, un acto de amor y valoración hacia la persona humana, respaldado jurídicamente” remarcan los fundamentos de las normas en este sentido.  Y agregan que decidir adoptar, “conlleva una importante cantidad de acciones legales y administrativas; un enorme bagaje de sentimiento, amor, fe y esperanza; que buscan dar cobijo a niños, niñas y adolescentes que por diferentes razones no han podido tener un seno familiar que les permita desarrollarse, estudiar, jugar y enfrentar las vicisitudes de la vida con la fortaleza que una familia puede brindar”.

Durante la jornada, se repasaron, además, proyectos de ley innovadores que buscan mejorar la calidad de vida de quienes transitan la adopción, así como también, sobre los avances que se han realizado en materia judicial y administrativa para agilizar los procedimientos de adopción.