Ramón en Rivadavia acompañó a los rehenes de la pesadilla de los autoplanes

Actualidad Mendoza

En la Argentina de hoy todo es pesadilla. La crisis y la inflación hace que cada uno viva su propio infierno. Sin dudas, uno de los «logros» que ha gestado este gobierno de Mauricio Macri es que cada uno tiene un infierno «personalizado»: algunos sufren los créditos UVA de las viviendas, otros la suba de medicamentos, se incorporan los que padecen los tarifazos en los servicios, la impagable tarjeta de crédito… y se suman también la pesadilla de los autoplanes para la adquisición de un vehículo!

Según los datos de la Asociación de Concesionarias, aproximadamente uno de cada tres autos se vende en Argentina a través de esta modalidad, cuya finalidad teórica es el ahorro por parte del adquirente. Debido a las fluctuaciones económicas, a los componentes extranjeros que lleva un vehículo y a la falta de información clara en las cláusulas contractuales, entre fines del año pasado y comienzos del actual, el sistema ha comenzado a cuestionarse fuertemente por distintos actores sociales, y muchos suscriptores sienten que han sido engañados por las empresas, y simplemente no pueden pagar el valor actual de las cuotas móviles asumidas.

La clase media que aspira simplemente «a tener algo» se queja porque están cada vez más lejos de llegar al deseado 0km, por cuotas de financiación o planes de ahorro que se duplicaron y que se les hace imposible pagar. El sector automotriz es uno de los más afectados por la crisis del país y la escalada del dólar. Los vehículos aumentaron su valor en un gran porcentaje y se hace imposible de pagar para una gran parte quienes accedieron a estos créditos.

Si bien son muchos los problemas, el más preocupante es la suba de los valores de la cuota que en muchos casos hasta se cuadruplicó. Otro tema no menor es que las principales automotrices dejaron de hacer algunos modelos y los reemplazaron por otros mucho más caros. Realmente «una misión imposible» en la Argentina de hoy.

Como los planes de ahorro son grupos solidarios, se da el caso en el que alguno de los miembros licitó o ganó por sorteo un modelo base, mientras otros miembros del grupo recibirán uno de una gama más alta. El problema es que la cuota crece no sólo por la inflación y la devaluación, sino porque los nuevos modelos, que sólo reciben algunos, tienen un precio mucho más alto.

Los casos se repiten en todo el país. Cuando un ahorrista de autoplan no puede pagar las cuotas, su vida se convierte en una pesadilla. Corren el riesgo que la compañía les ejecute la prenda y les quite el auto. Pero no termina ahí, cuando reciben el auto ya sea por sorteo o licitación, algunas concesionarias les piden uno o dos garantes.

El dólar «post PASO» a $60 solo hace poner más nafta al fuego. Los precios de los modelos aumentan y en simultáneo el valor de las cuotas que carcomen gran parte de los ingresos de un ciudadano de a pie… realmente «la zanahoria» se hace inalcanzable.

En las concesionarias, prefieren el silencio. Los empresarios de las automotrices en general se «hacen los giles». La única alternativa es agruparse para poder reclamar una medida colectiva.

Eso justamente es lo que pasó hoy en Rivadavia, en la provincia de Mendoza. El diputado nacional y candidato a gobernador por Protectora, José Luis Ramón se presentó esta mañana en el 3er Juzgado Civil de Rivadavia, junto a los damnificados por las empresas de los planes de ahorro que están en pleno proceso judicial.

Fiel a su estilo, en defensa de los ciudadanos de a pie, Ramón acompañó a los damnificados del Este mendocino por el abusivo cobro de las cuotas de los planes de autos.

«Esta mañana estuvimos en el Juzgado N.º 3 de la ciudad de Rivadavia, donde muchísimos ahorristas de planes de ahorro de vehículos han interpuesto una demanda en contra de cada una de las empresas que comercializan planes de ahorro previo para comprar los automotores» afirmó el hombre de Protectora.

A lo que el actual legislador agregó «En los últimos años hubo un abuso tremendo de estas empresas, de los fabricantes. En el Congreso de la Nación hemos pedido que se los cite a los dueños fabricante de autos y vendedores de autoplanes, lo que a la fecha no ha podido ser posible porque el partido gobernante está cuidando los intereses de esas empresas».

La presencia de Ramón fue muy bien recibida por los damnificados de esta pesadilla contractual producto de una pésima política económica nacional «Bueno acá en Rivadavia ha ocurrido algo impresionante para la defensa del derecho de los consumidores, la jueza del Juzgado Civil Nº3 de Rivadavia ha dictado la medida cautelar que le pone freno al abuso de las cuotas que cobran estas empresas a los titulares de planes de ahorro, les ha ordenado a las empresas que bajen un 30% el valor de la cuota que le pretenden cobrar a los ahorristas».

«Mis felicitaciones a la juez civil de Rivadavia – expresa José Luis Ramón y agrega – en la mañana de hoy, como diputado de la Nación, me he hecho parte en cada uno de los expedientes en lo que se ha dictado la medida precautoria para seguir de cerca el accionar del trámite procesal, de los expedientes y de que la jueza pueda tener la seguridad, al igual que los abogados que llevan adelante la causa, de que no van a sufrir presiones de ninguna naturaleza que pretenda volver a su estado anterior de abuso de estas empresas que están prestando y ejecutando un contrato en un verdadero perjuicio en contra de los titulares de los planes de ahorro de autos».

Ramón siempre del lado de la gente ¿Y el gobierno provincial? ¿Vive en un frasco?