Se aprueba proyecto que obliga disponer de agua gratuita en establecimientos de consumo de comidas en Mendoza

Mendoza Vida cuyana

El diputado de Protectora, Mario Vadillo, fue el autor de esta normativa que consiste en que cualquier establecimiento gastronómico o bar debe tener disponible agua potable gratuita, ya que hay locales que ofrecen solo el agua embotellada que ronda entre el $70 y $100 pesos, a veces superando el precio de una gaseosa.

En el proyecto el diputado no solo destaca su objetivo del agua gratuita en los nombrados establecimientos si no también destaca la importancia de la disminución de embotellamiento que provocaría esto, reduciendo los desechos plásticos o no re utilizables, por lo que esta ley beneficia directamente a la disminución de envases plásticos y nos acerca más a los consumidores a la responsabilidad ecológica como también a los comercios.

 “Uno quiere tener un consumo de agua corriente gratuito, después que uno decida si quiere vino o gaseosa, pero no hay que hacer el negocio de las embotelladoras de agua” comentó Vadillo, autor del proyecto.

Es un concepto defendido por organizaciones ecológicas, sociales y políticas que consideran que la humanidad haría bien en cambiar sus hábitos de consumo ajustándolos a sus necesidades reales y optando en el mercado por bienes y servicios que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social, y determinar qué empresas, productos y servicios respetan el medio ambiente y los derechos humanos para preferirlos frente a otros que no cumplan con los citados requisitos.

En Mendoza hay 670.000 toneladas de residuos sólidos urbanos, lo que implica una cifra por encima del promedio de generación de desechos en el país, que se ubica en 341 kilos por persona al año, y supera ampliamente el promedio mundial que es de 270 kilos al año de basura per cápita. (Basura total, no solo plástico)

En la sesión legislativa de ayer miércoles 26 de Junio, el diputado dijo “Nosotros lo que buscamos con estas leyes es concientizar, combatir la mercantilización de bienes no mercantiles. Es así, el  agua se ha convertido en un bien mercantil cuando es un bien común, es un negocio para un par de empresas gigantes como Villavicencio y Eco de Los Andes que la comercializan”.

“Estas empresas, nos han hecho creer que el agua mineral es mejor que el de la canilla, pero las botellas son transportadas en camiones sin refrigerar, al aire libre, y ese plástico al exponerse al sol, se activan  dos productos químicos de la botella que producen cáncer” agrego Vadillo en su exposición de esta ley que busca ser implementada en nuestra provincia.

Por último, la ley tiene normativas sancionatorias en caso de incumplimiento, ya que el objetivo de Protectora es concientizar a los ciudadanos mendocinos de un cambio de hábito para generar consumo sustentable y mejorar la salud de las familias. ked0