En el día que Cornejo disparó atacando a la oposición «revoltosa», apareció Nico del Caño en Mendoza: «Queremos transparencia en los acuerdos de los servicios públicos. Estos empresarios y funcionarios corruptos han vaciado estas empresas públicas”

Actualidad

Este miércoles en la Legislatura mendocina, Nicolás del Caño y Noelia Barbeito, acompañados del senador provincial Lautaro Jimenez y las diputadas Macarena Escudero y Mailé Rodriguez, presentaron un proyecto para estatizar el servicio de distribución de electricidad y gas en el país.

El diputado nacional del FIT, Nicolás del Caño, explicó que “en estos momentos tanto las productoras como distribuidoras quieren aplicar nuevos tarifazos que podrían superar el 140% de aumento en la tarifa del gas a partir del 1ro de octubre. Las empresas se amparan en que los precios del gas en boca de pozo quedaron establecidos en dólares en los contratos firmados a fines de 2017 por ex ministro de Energía Juan José Aranguren”.

“Las mendocinas y los mendocinos no podemos seguir soportando estos ataques de las empresas privatizadas que quieren aplicar nuevos tarifazos. El pueblo trabajador está sufriendo un brutal ajuste mientras los empresarios como Nicolás Caputo, amigo íntimo de Macri, amasan fortunas” sostuvo la dirigente del FIT, Noelia Barbeito y agregó que “lo mismo sucede con el servicio eléctrico. El mes pasado se venció el contrato de concesión del servicio que tiene la privatizada EDEMSA, tras 20 años de haber sido privatizada la distribución eléctrica en la provincia de Mendoza. Esta empresa con accionistas radicados en paraísos fiscales solicitó extender la administración del servicio por otros 10 años. Hay que terminar con este saqueo, por eso hemos elaborado un proyecto de ley que da una salida de fondo a esta situación recuperando el control público de estas firmas.”

Por su parte, Del Caño explicó que los proyectos que presentarán en el Congreso Nacional y la Legislatura de Mendoza “declaran de utilidad pública la distribución de gas y electricidad y derogan las concesiones que hoy están en manos de las privatizadas. Crea sociedades 100% estatales: con una gestión transparente y moderna a cargo de sus propios trabajadores, con representantes de los usuarios populares, de las universidades públicas como la UTN o la UNCuyo y de los organismos de investigación y desarrollo públicos relacionados con la materia. La incorporación de audiencias públicas vinculantes con participación de los usuarios y la publicidad y el acceso permanente a la información efectiva de cómo se desarrolla la prestación de los servicios, los avances y estados de las obras, así como de los ejercicios contables y administrativos de las empresas con un 100% de transparencia que termine también con el secreto comercial y fiscal con el que estos empresarios y funcionarios corruptos han vaciado estas empresas públicas”.

Finalmente Barbeito explicó que pondrán estos proyectos “a disposición de todas las organizaciones sindicales y sociales para las observaciones y aportes que puedan hacerles a los mismos, buscando impulsar una gran movilización para terminar con los tarifazos que aplicó el Gobierno dando una salida de fondo contra este saqueo con la nacionalización de estos servicios” y Del Caño coincidió agregando que “hay que tomar la convocatoria a un paro nacional realizada por la CGT para el próximo 25 de septiembre y transformarla en una gran movilización activa en todo el país para derrotar el ajuste de Macri y el FMI”.

Ver aquí: El proyecto del FIT para la creación de la empresa provincial de energía eléctrica

Ver aquí: Anteproyecto de ley del FIT para la creación de la estatización de la empresa distribuidora de gas

 

Mensaje (in) directo de Cornejo

Por su parte, el gobernador Alfredo Cornejo disparó contra la oposición… en el mismo momento que el diputado nacional Nico del Caño estaba presentando el proyecto en la Legislatura. Cornejo no dio directamente nombres pero se refirió a las «minorías revoltosas»…

Sin decirlo específicamente, pero en referencia a la sanción inicial del Código Contravencional, el mandatario apuntó contra gremios y opositores.

«Las mayorías silenciosas tiene ideas como la de este gobierno pero no están organizadas, las que están organizadas son las minorías que quieren que estos cambios no se produzcan porque muchas veces afectan justamente su desidia para el trabajo, sus status quo, su lugar de confort donde prefieren estar sin cambios sin importar quien pague ese no cambio», disparó.

Volviendo a la carga contra las minorías, el mandatario aseguró que «ese confort individual lo pagan los más pobres, en el caso de la salud, lo paga ese 42% que no tiene obra social y que si tiene algún problema de salud tiene que recurrir al hospital publico y que si recurre no hay equipamiento, el personal está de paro, es una frustración, es una vida que tenemos riesgo de perder, por eso es que creemos que hay que sostener estos cambios».

«Tenemos que persuadir a quienes no reciben toda la información, esas minorías revoltosas muy activas generan dos cosas, desinformación y mucho miedo justamente como eran las tribus hace 10 mil millones de años, el miedo ante todo y no la discusión racional. Queremos vivir como merecemos las personas de trabajo y esfuerzo, que es en el marco de orden administrativo, de trabajo, de objetivos concretos y de gestión propiamente dicha», cerró.