La diputada Tamara Salomón sobre la reforma de la educación terciaria: «Hay una parte de la grieta que no quiere mejorar la educación»

Actualidad

La joven diputada radical Tamara Salomón, con larga trayectoria en política educativa de la provincia de Mendoza, desarrolló una columna de opinión sobre la propuesta del gobernador Alfredo Cornejo en pos de la construcción de un Nuevo Estado para la región, apuntando, en este caso, al desarrollo y mejoramiento del sistema de la educación terciaria en la provincia.

La  Resolución 2010 de la Dirección General de Escuelas (DGE) implementa cambios sustanciales en la oferta del Nivel Terciario, abriendo la posibilidad de modificar la oferta educativa de acuerdo a criterios relacionados con la demanda, la matrícula y las condiciones de estudio que ofrecen los institutos, entre otros. La resolución dispone la posibilidad de que haya carreras a término, es decir que se abran o se cierren ingresos a primer año de las carreras según la demanda o si responden a áreas consideradas estratégicas.

El Gobierno también ejecutará cambios en los subsidios a los terciarios privados. En ese sentido, aseguraron que se reorientarán según la prioridad de carreras, pero que las que dejen de recibir subsidios igual podrán seguir funcionando.

A continuación compartimos para todos los biencuyanos el punto de vista de la legisladora radical:


LA PARTE DE LA GRIETA QUE NO BUSCA MEJORAR LA EDUCACIÓN

Por la Diputada Provincial Tamara Salomón

Bloque Frente Cambia Mendoza – UCR


En los últimos meses, en nuestra Provincia, estamos afrontando desde el Gobierno Provincial, conflictos con distintos sectores del nivel educativo. En lo inmediato nos vemos inmersos en las discusiones por la Resolución 2010 y conflictos a consecuencia de lo resuelto durante el tratamiento del Decreto 530.

Para ponernos en tema, la Dirección General de Escuelas aplicó este nuevo Decreto poniendo orden en los Institutos de Educación Superior de gestión estatal y privada, estableciendo la modalidad de elección de autoridades, fomentando la democracia y respetando el cogobierno, evitando de alguna manera lo que sucedía hasta ese entonces en algunos establecimientos educativos; utilizados como ‘búnker’ de referentes o agrupaciones políticas.

Este Decreto sin dudas, fue para poner al estudiante en el centro del hecho educativo, a través de la actualización y modernización del sistema. Surgió a raíz de datos relevantes, entre ellos, el vacío legal que había en el Nivel Superior, como por ejemplo que se rinda concurso para ocupar cargos docentes y que cada tanto haya que renovarlos como corresponde. Por otro lado, un dato que se dio a conocer, es que en el año 2014 se matricularon 7.302 estudiantes en carreras de formación docente, y en 2017, cuando estos estudiantes debían estar en condiciones de rendir en el Operativo Enseñar, sólo cumplieron con las condiciones 880 estudiantes.

Ahora, a través de la Resolución 2010, el Gobierno de la Provincia pretende introducir cambios que beneficien no sólo la calidad del paso de los estudiantes por el Nivel sino su egreso, pensando en la salida laboral y en las necesidades del mercado laboral.

Entre las modificaciones, se realizará una calificación de las carreras según su salida laboral. De esta forma se pretende subsidiar a instituciones de gestión privada con criterios objetivos y no realizándolo de manera discrecional, como en gestiones anteriores se beneficiaba ‘a los amigos’. En el mismo sentido de esclarecer la salida laboral de las mismas, se pondrán estos análisis en conocimiento de los futuros estudiantes, antes de su elección. Así, es que también las instituciones deberán autoevaluarse en cuanto a la calidad y demanda del sistema en referencia a las carreras que ofrecen; de modo de ofertar carreras que beneficien a los futuros profesión.

La planificación de la oferta educativa será también modificada; respetando la ley 6970 se realiza en conjunto con todas las instituciones, evitando que se genere superposición y desorden en las carreras dictadas en más de una institución. Las carreras de aulas satélites o anexos se convertirán en carreras de los Institutos más cercanos, para que estudiantes y docentes tengan una vía administrativa y de comunicación más cercana.

En cuanto a los criterios de continuidad y aperturas de carreras se tendrán criterios transparentes, serán definidas por la Institución luego de su proceso de autoevaluación. Y en los casos de relocalización de la oferta, en donde una carrera agota su demanda en un lugar, se analizará su traslado a otro sitio, asegurando los derechos que prevé el Estatuto del Docente, cuidando no sólo a los mismos sino a quienes son protagonistas de nuestro sistema educativo, como lo indicó el Gobernador Cornejo, los estudiantes.

En el mientras tanto de todo esto, es donde han surgido dichos erróneos, falsos argumentos o análisis de lo que se pretende realizar. En todos estos cambios, para nada queda establecido que se vayan a cerrar carreras o que estudiantes que están actualmente cursando alguna que no tenga salida laboral van a ser eliminados del sistema. Lo que se hará es no abrir una nueva cohorte de ésta hasta que su situación no esté regularizada. De esta manera se incentivará el estudio de carreras que tengan alta demanda laboral, analizando mientras, aquellas que tienen situaciones irregulares.

Nuestro único objetivo es mejorar las trayectorias de los estudiantes, de ahí es que viene el análisis de las carreras prioritarias, las matrículas y una serie de variables que nos permiten saber cómo el Estado debe subsidiar, dónde no hay que hacerlo o dónde hay que disponer más recursos.

Lejos de los dichos en medios, marchas, aulas y encuentros, por parte de algunos actores de la educación queda a la vista las intenciones de quienes pretenden que no se realicen cambios beneficiosos al sistema para mejorar la calidad de la educación en nuestra provincia y la de un Gobierno que pretende cambios profundos en pos de las generaciones futuras.