¿Cuánto tenemos que esperar que renuncien Majul y Levrino? Escenas dramáticas con bebés y familias mendocinas en un partido de fútbol por excesos policiales con represión y gases lacrimógenos

Actualidad Mendoza

Mientras en el mundo ficcional de la campaña electoral de Mendoza, el candidato Alfredo Cornejo le dice al periodista independiente Ricardo Montacuto que promete más reformas en materia de Seguridad en la provincia para supuestamente combatir el delito… sus delfines en esta sensible área, Raúl Levrino y Néstor Majul, habilitaron un tremendo espectáculo apocalíptico este domingo en un evento deportivo, producto de sus habituales desmanejos e inoperancia, que por casualidad no terminaron en una tragedia. Que se suma a otra catástrofe sucedida horas atrás en el enorme incendio intencional en el Parque Automotor de San Agustín que, también por casualidad, tampoco terminó en tragedia en La Favorita.

Una escena dramática se vivió nuevamente en un partido del fútbol argentino, esta vez durante el encuentro que disputaban Godoy Cruz y Belgrano por la fecha 4 de la Copa de la Liga 2023. En Mendoza, el partido se interrumpió por incidentes fuera del estadio que tuvieron repercusiones dentro debido a los gases lacrimógenos. Tanto, que muchos hinchas, familias mendocinas, incluidos niños y hasta un bebé, debieron escapar de la tribuna.

¿Hasta cuándo tenemos que tolerar más inoperancia del Ministerio de Seguridad de la provincia de Mendoza? ¿Cuánto hay que tolerar para que renuncien Majul y Levrino? ¿Quién los banca?

Todo se dio a los 27 minutos de la primera mitad, cuando fuera del estadio Malvinas Argentinas comenzaron a desatarse incidentes porque unos 300 barrabravas del Tomba intentaban ingresar al estadio sin entradas y fueron reprimidos por la policía local. Los enfrentamientos derivaron en represión con gases lacrimógenos, que por la geografía del lugar, ya que el estadio está a bajo nivel, y la acción del viento, ingresaron a las tribunas.

Inmediatamente, muchos hinchas dentro de la tribuna principal donde estaban los fanáticos de Godoy Cruz comenzaron a alejarse de la zona e intentar ir a las plateas. Especialmente familias con niños pequeños. Así se sucedieron imágenes impactantes capturadas por la transmisión oficial de la televisión. Como niños llorando, padres intentando consolar a sus hijos. Y hasta un bebé siendo cambiado de la popular a la platea para escapar de los gases.

El partido estuvo interrumpido durante más de 10 minutos, pero luego pudo proseguir cuando los incidentes cesaron. De todos modos, la escena desnudó una vez más la violencia que rodea al fútbol argentino. E hizo recordar una situación que acabó en tragedia en un partido entre Gimnasia y Boca el año pasado, con el fallecimiento de un hincha del Lobo, el «Lolo» Regueiro, en medio de un partido suspendido porque los gases ingresaron al estadio en La Plata.

Godoy Cruz y Belgrano siguieron jugando e igualaron 0 a 0 en un partido con pocas situaciones de gol y más noticia por lo que ocurrió fuera de la cancha que adentro. El equipo local tuvo de todos modos las mejores chances. Pero siempre se topó con Nahuel Losada, el arquero del equipo cordobés. Que evitó la derrota con buenas atajadas. Sobre todo una contra Tomás Conechny en el cierre del partido. Nada interesa, estamos en campaña…y todo anda muy bien…