La senadora Negre sobre PAMI: «Por medidas administrativas se pone en peligro la salud de nuestros jubilados»

Actualidad

La situación de la salud en nuestro país está en grave estado. El PAMI reestructuró el servicio de pago a las clínicas ajustando el servicio médico a los jubilados, lo que genera una caída del 50% en los ingresos de las entidades privadas de salud.

Desde 2013, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP), dependiente de PAMI, le abona a los hospitales privados por cada prestación que le realizan a los afiliados. El monto, que se actualiza una vez al año por parte del ente estatal, fue aumentado por última vez en 2016. El gobierno de Cambiemos implementó ahora un sistema que, al parecer, no se animó a hacer el anterior titular de PAMI, Carlos Regazzoni. En cambio, su reemplazante, Sergio Cassinotti no dudó en aplicar este ajuste que cambia por completo el sistema de atención privada de los Jubilados.

La senadora nacional por San Luis, Liliana Negre de Alonso, en declaraciones a la prensa, se manifestó hoy en relación a la situación del PAMI, respecto a la nueva modalidad del sistema de pagos a los prestadores establecida por la Resolución 395/2017.

“Ayer le solicité al presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la Nación, senador Daniel Lobera, que invite al Director Ejecutivo del PAMI, Sergio Cassinotti, a una sesión pública para que informe sobre el impacto de la implementación de la nueva modalidad, por la que se pasó del sistema de prestación por cartera asignada a un Sistema de Capita y su relación con los problemas económicos-financieros de los prestadores de 16 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, manifestó Negre.

Asimismo la legisladora puntana explicó: “El nuevo sistema denominado ‘Sistema de Cápita’, consiste en pagar a un sanatorio o clínica una suma fija por un número también fijo de afiliados, sin hacer distinción de la prestación realizada, más allá de dos niveles de prestaciones (baja o alta complejidad), si hayan recibido o no una prestación. Este sistema ineficiente y poco objetivo, donde no se tiene en cuenta el paciente y sus necesidades, se había utilizado durante la década del ’90 en la gestión de Matilde Menéndez, en pleno menemismo».

“El nuevo sistema, aunque más fácil en su control conlleva dos graves problemas: el primero de ellos y más importante, es que deja cautivo al afiliado a una clínica o prestador, y el segundo es que las clínicas podrían limitar el tipo de atención y la cantidad de prestaciones, para poder afrontar la inequidad generada entre el pago y la prestación realmente efectivizada”, resaltó la Senadora por San Luis.

Para finalizar, Negre de Alonso dijo que “hoy presentaré un pedido de informe al Poder Ejecutivo Nacional para que explique la situación de la resolución y el efecto que ha producido en los prestadores; la situación en mi provincia es crítica, donde se han rechazado prestaciones por falta de pago y han dejado en descubierto a beneficiarios del PAMI en situaciones gravísimas de salud. Por medidas administrativas o presupuestarias, hoy se pone en peligro el derecho a la salud de nuestros jubilados y pensionados”.