La diputada Soto solicitó al Ejecutivo medidas de ayuda para los 180 transportistas escolares de Mendoza

Actualidad Mendoza

La diputada del Frente de Todos, Laura Soto solicitó al Gobierno de Mendoza, mediante las áreas correspondientes, el adelanto a los transportistas escolares del estado por  los meses correspondientes a las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio, por el monto equivalente del 50 % (cincuenta por ciento) al facturado en el mes de noviembre de 2019.

La propuesta habla también de postergar la normativa vigente, la cual prevé una antigüedad máxima de 15 años en las unidades de transporte escolar, hasta el 1° de enero de 2021.

“Solicitamos al Poder Ejecutivo, por intermedio del Ministerio de transporte, Ministerio de Hacienda y demás sedes intervinientes, el adelanto estimativo de facturación equivalente al mismo monto de Noviembre de 2019, en concepto de adelanto de futuras  facturaciones, para que los transportistas puedan paliar los gastos mínimos, pago a personal, chóferes, seguros, gastos indispensables de la canasta básica, entre innumerables gastos más que conlleva la vida cotidiana”, indicó Soto.

La Cámara de Propietarios de Transporte Escolar de Mendoza -Caprotem- confirmó que congelarán la cuota del servicio hasta fin de año, medida que facilita realizar la facturación estimativa, una vez que se reanude las clases presenciales en la provincia.

Si bien el rubro es el más afectado por la suspensión de clases presenciales, a causa de la cuarentena obligatoria, para evitar contagios por coronavirus, la determinación es una noticia que todos los padres con hijos en edad escolar, necesitaban saber.

“Actualmente en Mendoza hay alrededor 180 transportes escolares que llevan  cerca de 7 mil alumnos a las instituciones educativas. Quienes por el momento deberán esperar para volver al aula, ya que desde el Ministerio de Educación de la Nación aseguraron que los alumnos podrían regresar a las aulas después del 26 de abril”, comentó.

Sumado al petitorio de los miembros del transporte escolar, se encuentra la exigencia de la antigüedad máxima de 15 años para las unidades utilizadas, medida que el Ejecutivo Provincial debería posponer, ya que la realidad económica imposibilitará a los propietarios a realizar inversiones en unidades de transporte que sean inferiores a los 15 años.