López Murphy en Mendoza: “Alberto debe clarificar el rumbo y definir cómo va a enfrentar el problema del financiamiento. Este esquema no aguanta más”

Actualidad Mendoza

El economista Ricardo López Murphy, pasó por la provincia de Mendoza para dialogar con los referente mendocinos de su espacio político Republicanos Unidos, Rodolfo Vargas Arizu y Carina Gannam, dirigentes del ala productiva del espacio Cambia Ya como Mauricio Badaloni y miembros del Frente Cambia Mendoza como el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, el senador electo Martín Kerchner y el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Néstor Majul.

Durante el encuentro desarrollado en el Hotel Diplomatic cuyo título fue, «Argentina después de las elecciones» reflexionó acerca de los resultados de las elecciones legislativas 2021: “El oficialismo recibió una paliza”

Respondiendo a la pregunta sobre qué debe hacer Juntos por el Cambio, luego de ganar en las elecciones legislativas, sostuvo que «son tiempos para construir una narrativa y no discutir candidaturas del 2022».

En tal sentido dijo que el bloque republicano debería estar al frente de “formar la facción de centro que ponga equilibrio en la coalición, con vocación reformadora y actitud para hacer la revolución capitalista que Argentina necesita, para que haya empresarios invirtiendo, potenciando los recursos, creando empleo formal y financiando la expansión de la actividad”.

Para que esto sea posible, consideró que es vital elaborar “una agenda ambiciosa para que el próximo presidente, gobernador e intendente lo pongamos nosotros”.

Una de las causas que habrían favorecido la derrota fueron las declaraciones del presidente Alberto Fernández sobre Córdoba a pocos días de los comicios: “Por poco dijo que había que poner un consulado porque no votaban a favor del Gobierno”.

Mauricio Badaloni, titular de la UIM y dirigente de Cambia YA

En este sentido, el reconocido economista agregó que por esas cosas “se libró la elección”, como la decisión que se tomó en torno a la pensión de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que según lo que informó «triplica cualquier pensión de un jubilado» y  hasta el momento, «ha pasado desapercibido». Asimismo, recordó también la «festichola» de la primera dama Fabiola Yañez en Olivos y los vacunados ‘VIP’, entre otras, para desentrañar el por qué del fracaso.

«Si usted hace todas esas cosas y todavía está en condiciones de competir, da una idea del problema que tenemos», consideró López Murphy.

Carina Gannam referente mendocina de Republicanos Unidos

Sobre el papel del gobierno de Alberto Fernández en los dos años de gestión que le quedan, expresó que “debe clarificar el rumbo y definir cómo va a enfrentar el problema del financiamiento, la normalización de la situación fiscal, el déficit enorme, la situación externa y monetaria con 20 tipos de cambio”.

Y siguió: “No se puede seguir como vamos. Este esquema no aguanta más. Espero que haya un programa con organismos multilaterales y el Club de París, para que la situación se normalice. Después hay que hacer un plan integral, porque el país tiene muy descompuesto su sistema de seguridad, de defensa nacional, educativo, sanitario, la infraestructura; y repensar su organización económica e institucional”.

Sobre el llamado de Fernández a la oposición para plasmar acuerdos de gobernabilidad, enfatizó que “primero que nada el oficialismo debe cohesionarse dentro de sí y ahí recién estará en condiciones de plantear un debate más razonable, que se hará en el Congreso, que es el lugar institucional donde tiene que darse”.

En cuanto al futuro económico del país, manifestó un pronóstico difícil: «Tenemos un problema hacia adelante enorme, el país vive una crisis muy grave, nos hemos quedado sin reservas y tenemos un alto déficit fiscal», por lo que consideró que junto con los liberales José Luis Espert y Javier Milei van a formar un «amplio bloque opositor en el compromiso de no subir impuestos.»

Hablar de candidaturas hoy en Juntos por el Cambio sería un error gravísimo. Porque si eso pasa no iría en línea con el problema que hay que resolver, que es formular un programa a la sociedad, darle una narrativa consistente con ese programa, mejorar la gobernanza de la coalición y ampliarla aún más para generar las condiciones de gobernabilidad que el país necesita.

Finalmente, el economista expresó que, desde su lugar como figura pública, cree en el diálogo y que el Congreso «es un lugar para eso».