Tras el papelón electoral, el «renovado» Gobierno Nacional lanza el «Shock de Buenas Noticias» para rascar votos en noviembre

Actualidad

Tras días de papelones, peleas, filtraciones de audios, en medio de una derrota electoral en todo el país, el Gobierno Nacional empezó el operativo mediático «Buenas Noticias» para convencer a los electores, hoy sumidos en una profunda crisis económica, en votar por el proyecto de Alberto Fernández. Sin dudas, con estas acciones «de buenas sensaciones», el kirchnerismo subestima a los argentinos haciéndole creer que la pandemia terminó, mientras la circulación comunitaria de la cepa Delta ya está entre nosotros.

Es por eso, que con la llegada de la primavera, se anunciaron este martes una serie de medidas que flexibilizan las restricciones que existían hasta hoy, como el levantamiento de la obligatoriedad del uso de barbijo al aire libre y la habilitación de reuniones sin tope máximo de personas.

Las medidas fueron anunciadas en conferencia de prensa por el jefe de Gabinete, Juan Manzur y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y obedecen al descenso sostenido de casos de coronavirus en las últimas semanas, el retraso del ingreso de la variante Delta y el avance acelerado del plan de vacunación.

En ese marco, Vizzotti, anunció que se “levanta la obligatoriedad de usar tapabocas al aire libre, circulando y sin personas alrededor”, al tiempo que se habilitan reuniones al aire libre sin tope máximo de personas, así como los viajes grupales, de jubilados y egresados.

“Estamos en un momento de un descenso sostenido de casos de coronavirus”, al tiempo que fue “exitosa” la estrategia de “contención del ingreso de la variante Delta”, explicó la funcionaria.

Asimismo, confirmó que la asistencia de público en los eventos masivos al aire libre será autorizada a partir del 1 de octubre con un aforo del 50 por ciento, situación que incluye los estadios de fútbol.

Por su parte, el jefe de Gabinete consideró que “si los números continúan así, podemos decir que estamos transitando el fin de la pandemia”.

También se fijó un esquema de apertura gradual y cuidada de fronteras que comenzará esta semana y prevé un cronograma que desde el 1 de noviembre permitirá el ingreso de todos los extranjeros que posean el esquema de vacunación completa y presenten un PCR antes de viajar.

En lo que hace al tapabocas, pese a que se levanta la obligatoriedad de su uso al aire libre, siempre y cuando no haya aglomerado de personas, continúa siendo obligatorio en lugares cerrados (aula, cine, teatro, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos).

En tanto, se confirma el aforo del 100 % en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapaboca, distancia y ventilación.

También quedan autorizados los viajes de jubilados y jubiladas, egresados y egresadas y principales de estudiantes o similares siguiendo los protocolos recomendados.

Del mismo modo rige la autorización de funcionamiento de discotecas con aforo del 50 %, con esquema completo de vacuna (14 días previos al evento).

En lo que hace a salones de fiestas, bailes o actividades similares, está habilitado para personas que acrediten esquema completo de vacuna (14 días previos al evento) o una dosis más test diagnostico (PCR o Antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento.

¿Subestiman con estos artilugios mediáticos a los argentinos? ¿El Gobierno Nacional nos toma por tontos?