Cornejo en «Modo Pino» hoy empezó su carrera por la gobernación y armó una lista más para su ego que para el Congreso y la gente

Actualidad Mendoza

La política mendocina curiosamente tiene hoy algo de botánica. Los pinos, son especies arbóreas muy atractivas, de gran presencia y opulencia… sin embargo también tiene efectos negativos. Han sido cuestionadas por la mayor parte de los biólogos y ecologistas porque se les atribuyen efectos nocivos sobre el agua, el suelo y las condiciones de biodiversidad: no dejan crecer otras especies vegetales debajo.

Hoy es evidente que Alfredo Cornejo está «en modo pino», ya que su imagen asciende dentro del liderazgo del radicalismo mendocino e incluso ya se habla de un retorno a la gobernación. Para llegar a ese camino tiene que fagocitar a ajenos y propios.

Verdaderamente es «amo y señor» de Mendoza, no solo mete mano dentro del espacio Cambia Mendoza sino también en la oposición. La prensa local la tiene rendida a sus pies y con un simple mensajito en Telegram, adoctrina y pone en agenda lo que quiere hacer foco y salen todos «en nado sincronizado». No vale la pena hablar de su participación en la actividad empresarial y comercial en su provincia… podríamos decir que casi casi Don Alfredo tiene un régimen feudal.

Sin dudas, quién armó las listas de Cambia Mendoza con el lápiz rojo fue el mismo Cornejo sentado en su mesita, quién decidió pisotear la destacada trayectoria laboral de muchos legisladores nacionales y provinciales a su antojo o en función de su ego.

Radicales legislativos mudos

Como todo pino, Cornejo no quiere que crezcan otras figuras políticas por encima de él. Pero no habla bien de sus virtudes, sino de sus fracasos.

Le pasó a la vicegobernadora Laura Montero, una mujer de gran liderazgo dentro del radicalismo mendocino, que realmente realizó una gran gestión dentro de la Legislatura en donde reivindicó el rol de las mujeres en la política mendocina y nacional. En los años 2015, tanto Cornejo como Montero eran los grandes líderes de ese espacio que resurgía en Mendoza… sin embargo, Alfredo de a poco la fue «borrando», quitándole poder dentro del mismo, con sutiles cambios en la Legislatura provincial, que al final de su mandato como vicegobernadora terminó siendo una figura desdibujada, que no tuvo más regreso político. Hoy solo es un recuerdo en el ostracismo del sur mendocino.

En estos dos años de gestión, Alfredo Cornejo nunca fue protagonista dentro de las sesiones del Congreso Nacional. Verdaderamente el mendocino no existió, no se lo escuchó en ningún «gran discurso» en el recinto, ni siquiera dio unas palabras en el homenaje por los 130 años del radicalismo donde solicitaban su presencia por ser el presidente de la UCR Nacional, no presentó una ley propia (todos «prendidas» de otros legisladores)… solo conocimos su gestión como diputado nacional cuando viajó «de arriba» a Madrid junto al ministro de Turismo Matías Lammens, para «representar el turismo argentino».

Cara de Piedra en Madrid

Un resentido Cornejo mira de reojo como sus pares correligionarios Luis Petri y Claudia Najul tienen ese protagonismo en el Congreso Nacional, con fuertes leyes, con trabajo, con destacados discursos en el recinto, en medios de debates con altura parlamentaria, con fuerte repercusión nacional (que no pagan para que salgan en los medios…), que el ex gobernador nunca pudo lograr por sus propia nulidad como actor legislativo. Cornejo siempre fue un hombre de gestión e incluso muy torpe para el intercambio dialéctico (podemos ver su último papelón con Agustín Rossi en «A Dos Voces» en TN).

A Cornejo no le gusta nada en lo personal que los carismáticos Petri y Najul crezcan como líderes políticos mendocinos, por eso con el lápiz rojo los bajó de la lista electoral 2021 y anuló la proyección nacional de ambos para dejarlos en la Mendoza «puerta adentro».

Para fortalecer su imagen nacional y ser el «gran orador de Mendoza» frente a los medios porteños, Cornejo armó una lista funcional a su ego y lo rodeó de «mudos»: ni Mariana Juri, ni Pamela Verasay, ni Julio Cobos, ni el mismo Rody Suarez son legisladores «fuertes» en el Congreso Nacional, lo cual le van a dar «aire» para que el exgobernador devenido en senador nacional, tenga una mayor trascendencia en el combo radical mendocino.

La misma modalidad aplicó dentro del armado de las listas provinciales, donde sobre todos las mujeres legisladoras radicales cumplirán, a partir de ahora, el rol secundario «de levantamanos» y funcionales al manejo de la rosca política y mesa chica manejado por los hombres radicales ¿Radicalismo de Machos? Noooo.

Lamentablemente Alfredo Cornejo armó una lista para pensar más en su ego, en su candidatura 2023 a la gobernación y a su liderazgo absoluto, que en legisladores que defiendan en el Congreso Nacional los intereses de todos los mendocinos y mendocinas.

¿Para eso se presenta como legislador nacional? ¿Presentará algún proyecto de ley en el Senado o hará que se lo escriba otro? ¿Hablará en el recinto frente a Cristina o arrugará?

Mientras tanto, Cornejo te cobra la bolsita con su cara para que vayas al supermercado pensando en él hasta el 2023…

Marcelo Romano mostró que en Godoy Cruz te venden la bolsita de Cornejo a $90
¿La querés?