El Ingeniero Rodrigo Valladares, fundador de SOLPER, candidato al premio Joven Empresario

Emprendedores

La Federación Económica de Mendoza, a través de su área Jóvenes FEM, ha nominado a distintos referentes del ámbito provincial para el Premio Joven Empresario Mendocino 2020. El miércoles se conocerán los ganadores. Mientras tanto, la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán (CIAT) se complace en comunicar que uno de sus integrantes es uno de los postulados.

Se trata deRodrigo Valladares, un emprendedor de 35 años que nació y vive actualmente en Tunuyán. Es ingeniero Industrial, recibido en la Universidad de Mendoza y que desde hace 10 años desempeña su actividad en Valle de Uco. Rodrigo se especializa en energía solar fotovoltaica, tecnología en la que se enfocó fuertemente desde que completó sus estudios universitarios.

Así, ya con una década de experiencia en el sector, actualmente el joven emprendedor cuenta con más de 100 proyectos que ha liderado y ejecutado tanto en Chile como en Argentina. “Trabajo día a día para posicionar la energía solar en el mercado agrícola e industrial como una herramienta de cambio para la producción más limpia, eficiente y económica”, contó Valladares.

Además, el joven nominado al premio de la FEM agregó que en 2014 migró a Chile para hacerse responsable de una empresa del vecino país que justamente se dedica a la energía solar de primer nivel.

“En 2016 fundé aquí mi empresa, llamada SOLPER, y cuyo fin es desarrollar proyectos de bombeo solar y aplicaciones agrícolas e industriales en Mendoza. Hoy en día SOLPER ejecuta proyectos en ambos países y está fuertemente posicionada en la provincia”, reflejó el ingeniero.

Sus actuales proyectos y el significado de estar nominado para este reconocimiento

La empresa se encuentra con una amplia cartera de sistemas en desarrollo y ejecución y junto con la CIAT, desde marzo, está trabajando en 14 proyectos de reconversión a energías limpias. Se trata de la instalación de sistemas solares fotovoltaicos en establecimientos productivos de Valle de Uco. El principal objetivo es reducir los costos de producción asociados a la energía eléctrica, utilizando la solar.

“Se disminuye el costo energético que tienen estos establecimientos productivos ya sea asociados al riego agrícola o a sus procesos industriales, dado que toda la energía que se genera con el sistema solar es energía que se deja de comprar a la red eléctrica. En los momentos que hay excedentes, porque el sistema solar genera energía todos los días y no siempre se consume, se vuelca a la red, se vende a la distribuidora y, a fin de mes, se termina compensando la compra y venta de energía”, explicó Valladares, sobre estas iniciativas que generan un ahorro de entre el 30 y el 80 por ciento.

Asimismo, si no hay acceso a red eléctrica, la empresa desarrolla sistemas de riego autónomos, logrando ampliar las aplicaciones y zonas productivas.

Por otra parte, sobre su nominación al premio de la FEM, el joven empresario confesó que no esperaba que lo invitaran a participar pero que fue un gran orgullo y una linda sorpresa cuando lo llamaron. “Considero que ganar este reconocimiento sería muy bueno para seguir posicionando los excelentes beneficios productivos y ambientales que genera la utilización de energía solar”, indicó

“Siempre trato de transmitirle a la gente que esto ya no es algo innovador y lejano, sino todo lo contrario, es una tecnología totalmente madura. Tal vez, quienes aún no implementan la energía solar en sus emprendimientos es porque desconocen sus beneficios o creen que son inversiones caras y poco rentables, la realidad es todo lo contrario. Si bien es una inversión que compite con cualquier otra que realice la empresa, estas son de larga duración (se proyecta por 30 años) y prácticamente sin costos de operación y mantenimiento. El ahorro  y los costos de producción, pueden superar el 80%”, se explayó Valladares.

“Desde mi empresa SOLPER y de la mano de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán estamos trabajando en líneas de financiamiento para que fincas, bodegas, frigoríficos y demás emprendimientos productivos puedan acceder a las energías limpias. Los impactos de aplicarla son verdaderamente tangibles”, concluyó el joven empresario.