Richmond culminó la producción de las primeras vacunas argentinas Sputnik V

Actualidad

A través de sus redes sociales, el Laboratorio Richmond informó que finalizó la producción de las primeras 448.625 dosis de vacunas Sputnik V desarrolladas en Argentina. No obstante, ahora solo queda la habilitación para que comiencen a ser aplicadas.

Desde el Laboratorio indicaron que «las mismas, fueron enviadas al operador logístico quedando a la espera de la liberación final por parte de ANMAT y del Instituto Gamaleya».

A su vez, en el mismo comunicado expresaron: «Agradecemos el arduo trabajo de nuestros profesionales para alcanzar este primer objetivo, y continuar con nuestro compromiso de tener producción local de vacunas. Es otro hito más en nuestro sueño de ayudar a vivir más y mejor».

Esta noticia permitirá que se siga avanzando con el plan de vacunación, mientras continúan arribando nuevas dosis al país. Esta mañana la ministra de Salud comunicó que la semana próxima llegarán al país «poco más de 4 millones de vacunas» contra el coronavirus.

Además, la funcionaria precisó: «De Sinopharm llegan 2 millones de dosis en dos vuelos. El lunes llegan 1,1 millones de dosis de AstraZeneca de Estados Unidos; y entre el viernes y el lunes llegan otros 1,2 millones de dosis para poder seguir esta campaña de vacunación, la más grande de nuestra historia».

Por último, agregó que con las nuevas vacunas se busca «poder disminuir la hospitalización y la mortalidad y así aliviar el sistema de salud» y añadió: «Mientras tanto, recalcamos la importancia de seguir cuidándonos mientras la vacunación avanza».

Un orgullo argentino

El proceso de terminación de las Sputnik V en el Laboratorio Richmond, de Marcelo Figueiras, no es para nada una cuestión sencilla. Significa congelar, descongelar, filtrar, incluir otras sustancias para equilibrar la fórmula y, lo más complejo, el control de calidad. Sucede que en todo el proceso puede haber contaminación, de manera que se hace una verificación muy minuciosa. 

En el caso de los principios activos fabricados por mAbxience en Garín, el laboratorio AstraZeneca hizo controles en Cambridge, en México, en Albuquerque e incluso se le dio participación a un control externo.

Según creen en Richmond, la validación tardará unos 20 días porque los viales salen a Rusia pero la verificación no es inmediata: por ejemplo, el gobierno de Vladimir Putin extendió ahora el confinamiento una semana, de manera que no se sabe cuándo empieza el control. Para terminar, también hay un control de calidad de la Anmat, ya que el organismo regulador argentino no permite, sin su autorización, la aplicación de ninguna vacuna producida en una planta nueva sin su aprobación.