La hipocresía de Suarez: en pleno colapso sanitario, descontrol «oficial» en Godoy Cruz, bengalas, pirotecnia y amontonamiento de gente sin barbijos

Actualidad Mendoza

Está claro que el gobierno de Rodolfo Suarez se ríe de la gente, se ríe de los contagiados de Covid de Mendoza, se ríe de los profesionales de salud que incansablemente trabajan por poca plata para que el sistema de salud no colapse. Sin dudas hay mucho biri biri, mucho chamuyo de Rodolfo Suarez, mientras la realidad le escupe en la cara con 100 por ciento de camas UTI ocupadas tanto del sector público y privado… ¿Y qué hace al respecto el gobernador? nada.

Con los casinos abiertos (sin dudas, una necesidad esencial), docentes contagiados yendo de escuela a escuela, de burbuja a burbuja, y con los colectivos llenos de pasajeros, el gobernador Suarez va llevando tranquilamente el Titanic al encuentro con el Iceberg, es decir, al colapso sanitario.

Por otro lado, los medios movidos por la millonaria pauta oficial muestran una hermosa puesta en escena con maquillados operativos de seguridad que montan «control» en la provincia, actuados operativos para desactivar fiestas clandestinas y quienes violan las restricciones de circulación en un supuesto intento de frenar la curva de contagios. Todo un hermoso verso.

A través del reciente Decreto 342, el Gobernador Rodolfo Suarez estableció las nuevas medidas sanitarias que rigen en toda la Provincia de Mendoza desde este martes 6 de abril de 2021:

  • «Solo podrá autorizarse la presencia de público en aquellos eventos deportivos que se desarrollen al aire libre, a razón de una persona por cada metro cuadrado de superficie y hasta un máximo de 250 personas.»
  • «Deberán respetarse las normas vigentes sobre distanciamiento social, higiene y utilización de cubrebocas».

A esto se suma la iniciativa del Ministerio de Seguridad que desde diciembre del año pasado se prohíbe la comercialización y el uso de pirotecnia en toda la provincia de Mendoza.

Todo se violó «oficialmente» en la noche de este viernes 23 en el estadio Feliciano Gambarte, con el guiño del gobierno de Rodolfo Suarez y la gestión municipal de Tadeo García Zalazar. Y nuevamente sucedió en la impune Godoy Cruz (si si, en el mismo lugar de la cancha del Tomba donde encontramos a Cornejo, Marcelino y Gullé violando protocolos sanitarios, en otra oportunidad no tan lejana).

Parece que «todo vale» en la cancha del Tomba si sos amigo del gobierno de Suarez, ya que ayer con total impunidad y «oficialmente» se pudo ver un brutal despliegue de pirotecnia en el comienzo del partido entre el equipo bodeguero y Central Córdoba, incluso que fue televisado, y no obtuvo sanción alguna ni por el Municipio ni por el Gobierno Provincial.

A esto se sumó el lamentable espectáculo en plena pandemia de ver nuevamente gran cantidad de público sentado en la platea del Tomba, sin distanciamiento social y ni barbijos.

¿Quién controla esto? ¿Existe un Ministerio de Seguridad en la provincia o es solo un cartón pintado? ¿No hay sanciones? ¿Nadie del gobierno de Suarez explica algo de lo sucedido?

Sinceramente ¿Alguien gobierna Mendoza?