Petri criticó la derogación del decreto que impide que extranjeros con antecedentes penales ingresen al país

Actualidad Mendoza

El Gobierno de Alberto Fernández derogó este viernes las modificaciones llevadas adelante por la gestión de Mauricio Macri sobre la Ley Migratoria, mediante la cual se habían impuesto controles más estrictos para evitar el ingreso de delincuentes extranjeros y se agilizaron los trámites de expulsión de inmigrantes con antecedentes penales. Así se publicó hoy en el Boletín Oficial y con esta decisión, se puso fin a esa política migratoria.

El decreto 70/2017, firmado por el entonces presidente Mauricio Macri, tenía como objetivo acortar los tiempos para definir la expulsión de un extranjero con antecedentes penales. En tanto, el documento establecía una regulación de condiciones más estrictas respecto de las causas impedientes del ingreso y permanencia de extranjeros en el país cuando se encuentren alcanzados por condenas penales, cuenten con antecedentes relacionados con ilícitos, o hayan incurrido o participado en actividades ilícitas.

Al respecto, el Diputado Nacional por Mendoza, Luis Petri, cruzó al gobierno por la derogación del decreto 70/17 y manifestó: «Este Gobierno dice que lucha contra la delincuencia. Abrirle las puertas a extranjeros con antecedentes penales no fomenta la patria grande sino la inseguridad.»

Además, aseguró que «no hay país en el mundo que permita el ingreso a su terroritorio de extranjeros con antecedentes penales que intenten eludir a la justicia de sus países de origen, es gravísimo y demuestra que la política de seguridad de este Gobierno abandona a la sociedad y a las victimas».

«Liberación de presos, justificación de usurpaciones, puesta en vigencia de artículos que benefician a corruptos, narcos y condenados por trata de personas y ahora apertura indiscriminada de fronteras permitiendo el ingreso de delincuentes. Una verdadera política de inseguridad» reclamó el legislador radical

En ese sentido, Petri anticipó que presentará un proyecto junto a Alfredo Cornejo, presidente de la UCR y Diputado Nacional, para restablecer «el contenido del decreto derogado por el Gobierno, que prohíba el ingreso y permanencia de extranjeros que delinquen. El Congreso debe poner las cosas en su lugar ante el atropello a la seguridad de los argentinos.»

«Derogar el Decreto 70/17 pone un freno a los procesos de expulsión de los extranjeros que delinquen, garantizándoles su permanencia en el país, delinquiendo. Entre 2016 y 2019 hubo 3 mil expulsiones de personas con causas penales en sus países de origen o en el país» finalizó el mendocino.