El NODIO menduco: ¿Borraron al columnista de MDZ por describir las deficiencias asistenciales de la OSEP?

Actualidad Mendoza

Semanas atrás, la presentación de Nodio, el Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales, que funcionará en la Defensoría del Público, abrió un debate en la escena pública nacional. Según la versión del Gobierno Nacional, el observatorio tiene como principal finalidad «proteger a la ciudadanía de las noticias falsas, maliciosas y falacias” en el entorno digital y trabajar sobre la “identificación de sus operaciones de difusión”. Sin embargo, un sector de la oposición, con el respaldo de los medios hegemónicos, denunció que la herramienta es “inconstitucional” porque podría poner en riesgo la libertad de expresión. “Controlar y vigilar no son parte de las funciones que debe tener la Defensoría del Público», denunciaron desde Juntos por el Cambio.

Quién había puesto el grito en el cielo por el anuncio del gobierno nacional era justamente el dirigente opositor mendocino, Alfredo Cornejo, que desde las redes sociales se «embanderó» por la libertad de prensa y la libertad de expresión. Conmovedor!

Pero… en Mendozalandia las cosas son diferentes. El Caso MDZ

Está claro que lo que se dice en Buenos Aires es muy diferente a lo que sucede en Mendoza. Lo más lamentable es el silencio y la poca solidaridad de los colegas que trabajan en este caníbal oficio de informar.

El popular medio mendocino MDZ, radio y portal, realizó un repudiable acto de censura a uno de sus columnistas.

Si bien, en su «autobombo» declama la visión crítica de la realidad mendocina: «Como medio de comunicación MDZ tiene la responsabilidad y el desafío de informar, de abarcar la diversidad de voces y realidades y también de ofrecer contenidos de calidad en todos los órdenes».

No obstante «a la hora de los bifes» el popular medio «se achica» siendo tan solo un altoparlante propagandístico del gobierno que le baja pauta y recibe órdenes desde un «telefono rojo». ¿La independencia? bien gracias…

Eso justamente sucedió con el columnista de MDZ Radio, el abogado Carlos Ferrer, que todos los viernes desarrollaba su picante punto de vista de la realidad en el popular programa «No tan millennials».

https://mdzradio.mdzol.com/article/view?slug=problemas-con-osep-afiliados-denuncian-falta-de-cobertura-e-insumos-medicos

Si bien, hay que reconocer que el columnista siempre se expresó con total libertad en el medio, el problema surgió cuando se metió con «el excelente servicio asistencial de OSEP» que le brinda a sus afiliados.

En esa columna, Ferrer describió con objetividad dos indignantes hechos, que no son fantaseados y están en la Justicia, de total abandono de la obra social a sus afiliados: el caso de Graciela Delia Vargas, mendocina con parálisis cerebral completa, que le fueron recortando todos los servicios y el caso de otro mendocino, Darío Carrasco, empleado público malargüino, afiliado a OSEP y padre de un niño de 7 años que tiene una discapacidad auditiva y que desde hace dos años espera que un nuevo aparato auditivo.

La popularidad de la MDZ Radio en la región provocó que muchos oyentes mendocinos se sintieran identificados con el estado de abandono de la OSEP, la falta de cobertura y sus padecimientos como víctimas de su burocracia. Eso hizo que estallara el tema y golpeara en la zona más sensible del Directorio de la obra social!

Parece que posteriormente de la gran repercusión de la columna, apareció un «teléfono rojo» desde alguna oscura oficina gubernamental y «le bajaron el pulgar» a quién había difamado a la obra social «por excelencia» que tiene como esclavos a los mortales que habitan en la bendita provincia cuyana.

Así, como una especie de NODIO, hay un oscuro ente que pulula en los medios mendocinos, que baja agenda y decide de qué hablar y qué callar en la tierra de los Suarez y Cornejo.

De esta manera, desde bien arriba tomaron la decisión dictatorial de «borrar» sin mucha explicación la columna de cada viernes del programa «No tan millennials» que se emite en MDZ.

¿Hubo censura en MDZ? ¿Lo expulsaron al columnista por «cuestiones artísticas»? ¿Hay libertad de prensa o libertad de empresa en Mendoza? ¿Y los colegas de otros medios no dicen nada? Nosotros Sí!