Mendoza «Tierra del Sol, el buen vino…» y ahora de la «timba virtual»

Actualidad Mendoza

Frente a la crisis económica que ha dejado la pandemia, el gobierno de Rodolfo Suarez apeló a solucionarla literalmente «a la suerte» de los mendocinos. Por eso el oficialismo llevó a la Legislatura de Mendoza el proyecto incentivar la actividad del juego en línea para «paliar» la desesperante situación de las familias mendocinas.

Cabe destacar que la desocupación en el Gran Mendoza para el segundo trimestre creció un 15,3%, en otras palabras, unos 69 mil mendocinos se encuentran sin trabajo en el principal área metropolitana de la provincia. Supera de hecho al promedio nacional, que fue del 13,1%. 

En el marco de la pandemia, la medición del Indec refleja los efectos de la pandemia en el mercado laboral del principal oásis productivo: en el primer trimestre de este año, la desocupación era de 9,8%, es decir, que creció 5.5 puntos a partir de la agudización de las medidas en el marco de la emergencia sanitaria. 

Este proyecto oficial, que en medio de un contexto angustiante de Mendoza, promete reactivar solamente la ludopatía en la comunidad, generando graves daños a la persona, la familia y su patrimonio.

Se entiende por tal, a todos los juegos de azar, sorteos, rifas, apuestas, combinaciones aleatorias y en general todas aquellas actividades en las que estén en juego cantidades de dinero u objetos, económicamente evaluables sobre los resultados, y que permitan su transferencia entre los participantes, con independencia de que predominen en ellos, el grado de habilidad, destreza o maestría de los jugadores, o sean exclusiva y primordialmente de suerte, azar, ya sea que éstos se generen en el ámbito de la actividad pública o privada (conforme lo establece la Ley Provincial No 6.362), siempre que se lleve a cabo únicamente a través de medios electrónicos, informáticos, telemáticos, interactivos, o los que en el futuro se desarrollen. 

Durante el tratamiento en el recinto, la diputada Josefina Canale (PDP) justificó el proyecto: «están todos los casinos cerrados en Mendoza, pero sin embargo hay personas jugando online  en este momento y el Estado no tiene manera de saber dónde están, quiénes son  y dónde están jugando. Tenemos una situación con el juego online y no existe una regulación”.

Este proyecto lo que está buscando, sostuvo la diputada Canale, es regular y achicar la oferta del  juego, “es una ley marco para que el Instituto de Juegos y Casinos, en virtud de sus atribuciones regule más en detalle”, y agregó que “no podrán anotarse menores de edad, deudores alimentarios, tampoco personas que  posean ingresos por planes sociales».

El proyecto oficial tuvo el voto en contra del diputado del Bloque Ciudadanos por Mendoza, Mario Vadillo, que señaló «Cuando creemos que las cosas no pueden ir más lejos, nos encontramos con un proyecto que nada tiene que ver con la situación en la que vivimos y por la que estamos urgidos».

Y agregó «En este contexto de pandemia y de urgencia sanitaria, el oficialismo provincial busca darle sanción al proyecto de ley que autoriza el juego online de casino en la provincia de Mendoza. Autorizar el juego es perjudicial para la salud y un enorme negociado para el gobierno de turno».

Vadillo justifica su voto negativo «En plena crisis, con gravísimos problemas sanitarios, económicos y sociales, la Legislatura debería estar debatiendo  temas del colapso hospitalarios donde: faltan camas de UTI, insumos y pago de sueldos a los profesionales de la salud.  No se están tratando los problemas  gravísimos del colapso del sistema económico en todas las actividades, ni hablar de los sectores directamente cerrados hace meses como el turismo, actividades recreativas y artísticas. Menos aún se ha puesto en debate la deserción escolar de miles niños, niñas y adolescentes que no han podido tener su ciclo educativo por no tener acceso a la conectividad y a los recursos necesarios. Sin embargo hay tiempo y apuro, para esta ley, para que Mendoza legalice las apuestas online. La situación económica y social en el territorio provincial demanda la especial atención en los barrios más pobres, que tengan políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de los jóvenes y de la familiar, y que no se convierta cada casa en un casino».

«Ante la falta de trabajo, venciendo las decepciones, angustias y fracasos por la falta de oportunidades, el Gobierno de Mendoza solo adopta la reactivación con la decisión de habilitar a los mismos dueños de los casinos de Mendoza, dado que se ha realizado una enmienda a esta Cámara para que la licitación tenga direccionamiento a los licenciatarios actuales, lo que ya supone dar una preferencia normativa, que asegura un redito económico (de miles de millones) sin ninguna contraprestación que lo justifique que viola el principio de igualdad, máxima concurrencia y competitividad que debe tener una licitación pública. Acá el principio de compre mendocino, no tiene ninguna lógica, por cierto», destaca el legislador de Ciudadanos por Mendoza.