Un «hablemos claro» que confunde: Suarez alienta la apertura de shoppings, turismo y bares pero recomienda «no salir a la calle»

Actualidad Mendoza

Es fin de semana y el gobernador de Mendoza Rodolfo Suarez lo sabe! Por eso ejerce sus funciones solo de lunes a viernes, lo cual ya anticipamos a los biencuyanos que no va a haber ninguna conferencia de prensa en estos días, ni ninguna medida «seria» que frene la ola de contagios de Covid 19 que surgió en estos últimos días.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes informó en el reporte diario de este viernes el fallecimiento de un paciente con COVID-19 y 62 nuevos casos positivos. Este sábado se sumaron dos fallecimientos más (dos mujeres, una de 82 y la otra de 71 años) y se registraron un preocupante incremento de 46 nuevos casos. Por el momento podemos decir que hay circulación comunitaria del virus, que desconocemos la actualidad de los asintomáticos y que la provincia de Mendoza declara «oficialmente» 490 casos positivos confirmados.

¿Qué está haciendo Suarez al respecto frente al notable incremento de casos? Poco y nada. El «hombre del diálogo» se expresa tirado desde una reposera, con 280 caracteres desde Twitter. No hay reunión de comité de crisis, ni define en qué fase está la provincia, ni anuncios de nuevas medidas, ni nada que se parezca.

El tuit de Suarez arranca con un «hablemos claro» pero solo genera más confusión en la población. Durante estas horas el gobernador alentó el turismo interno en la provincia (incluso criticó a los que no se animaban a la apertura), deja abierto los bares y restaurantes, los shoppings se desempeñan con total normalidad… pero le pide a los mendocinos el «aislamiento voluntario» por 15 días y solicita «Cada uno salga a la calle sólo y cuando sea indispensable».

Un grave error en el mensaje, totalmente desconcertante, que lo único que logra que nadie le haga caso a los consejos del mandatario provincial…

A esto se le suma lo que va a ser este lunes mendocino en el «Dia del Amigo». Las «fuertes» medidas adoptadas por el gobierno para que no se propague el virus este problemático lunes que convoca mucho movimiento de personas, es un decreto que prohíbe «la realización de campañas de promoción y/o difusión que impliquen instar a reuniones con motivo de festejos por el Día del Amigo». Solo eso.

El «hablemos claro» que confunde

Casa de Gobierno

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario mendocino aseguró que «es un momento crucial». «El virus está entre nosotros y el distanciamiento físico es clave para cortar las cadenas de contagio», sostuvo.

En este sentido señaló que «no hay tiempo que perder: seamos solidarias, seamos solidarios, optemos los próximos 15 días por el aislamiento voluntario».

Frente a los 444 positivos confirmados desde el inicio de la pandemia, Suarez recalcó: «Necesitamos que cada vez más mendocinas y mendocinos pasen al plano de la acción responsable. Esto significa que, además de respetar las regulaciones vigentes, cada uno salga a la calle sólo y cuando sea indispensable».

Y agregó: «Con el aislamiento voluntario se disminuye la circulación de gente, lo que permite cuidarnos ayudando a quienes tienen que salir sí o sí para mantener su fuente de ingreso. Y cuidar a nuestros adultos mayores que son los que más riesgo de vida corren».

Asimismo expresó que «las mendocinas y los mendocinos podemos demostrar, una vez más, que sabemos ser solidarios en los momentos decisivos para no dar pasos atrás y seguir defendiendo la salud y el empleo. Hacé bien tu parte. Acompañá el trabajo que hace el Estado con el aislamiento voluntario».

El contagio en Mendoza fue una decisión política

Guaymallén

Si bien, la gestión del gobernador Rodolfo Suarez le hecha la culpa a los mismos mendocinos que son los que generaron esta ola de contagios, con el caso 98 incluido, acá hay un error de responsabilidad política.

Se quiso seguir un modelo de gestión sanitaria como el chileno, con apertura de las actividades y autocontrol ciudadana, que como bien sabemos fracasó. También Alfredo Cornejo salió con el ejemplo de Israel que según su ignorancia «no había casos» y hoy avanza descontrolado y con un inevitable cierre total de las actividades. Otro fracaso.

El «milagro médico» con este modelo de apertura fracasó en Brasil y Estados Unidos. Sin dudas, si Suarez no pega «el volantazo» a tiempo va también por ese mismo camino. Un día es necesario asumir una responsabilidad, sin echarle la culpa a «otro».

Casa de Gobierno

No es fácil el manejo de este virus. No es para nada agradable cerrar las actividades productivas de una provincia, golpea la recaudación de los municipios, de los comercios, de los hoteles y gastronómicos, de los jardines maternales, de las escuelas privadas, de la industria…de todo! Pero a veces es necesario dar un paso para atrás, a tiempo, para ir dos adelante.

Es una verdad que duele. Le pasó a otro gobernador radical, el jujeño Gerardo Morales, que fue el primero en la apertura del turismo interno y de muchas actividades pero desde 19 de junio toda la provincia de Jujuy regresó a la fase 1 del aislamiento por el aumento de infectados que produjo una dispersión de casos de Covid-19. Morales clasificó la provincia en «zonas verdes, amarillas con menor autorización y rojas con fuertes controles epidemiológicos” para avanzar cuando llegue el momento de flexibilizar actividades en cada lugar. Mendoza está aún a tiempo.

Hacinamiento en el transporte público mendocino

Este es un problema de gestión de quién conduce el Titanic, no del iceberg. Si el turismo interno sigue abierto y trasladando caravanas de personas a cada rincón de la provincia, si los bares y restaurantes amontonan gente en sus mesas, si el transporte público sigue abarrotado de pasajeros, si en los shoppings siguen deambulando familias en sus pasillos y comparten los mismos baños, si todo sigue igual en las horas muertas de los cientos de camioneros en la frontera y con solo nueve baños, si los profesionales de la salud no cuentan con un responsable protocolo y los insumos necesarios… obviamente con «una recomendación» por tuit no alcanza. Se necesita una fuerte y consensuada decisión política ¿Se animará El Rody?