La directora del hospital Lagomaggiore tuvo palabras despectivas para aquellos que han denunciado ola de contagio en dicha institución

Actualidad Mendoza

La directora del Hospital Lagomaggiore, Roxana Cabrera, emitió una serie de descalificativos contra aquellos que denuncian y exponen la ola de contagios en dicho nosocomio, y contra las denuncias de profesionales del hospital que aseguran que no se cumple con la rotación acordada y denuncian otras irregularidades, amén de la falta de insumos, elementos de protección que hace que la labor no solo de los profesionales médicos, sino que también la de las áreas de enfermerías y personal de limpieza queden expuestos a contagios, con la propagación que ello supone.

Por su parte la directora, realizó una entrevista en Canal 9, donde entre otra frases trato de miserables a aquellos que no se ponen la camiseta. Pero nada mencionó sobre los 44 nuevos casos de hoy, ni de la falta de estrategia clara para identificar y detener la exponencialidad de los contagios, algo que ningún medio hegemónico se ha hecho eco. Pero que se venía advirtiendo desde los medios populares silenciados por la prepotencia del gobierno y sus medios hegemónicos.

Seguramente los profesionales de la salud serán unos miserables, cuando por su trabajo se vean expuestos a contagiarse de coronavirus, seguramente de dar positivo serán unos malditos infelices ( etimología de desgraciado) y decimos esto porque con una directora como Roxana Cabrera lo único que se puede esperar es persecución, claro está que el silencio en esta caso no es «salud».

Vale la pena recordar que la palabra «miserable» viene del latín miserabilis y significa «desgraciado, infeliz».

Nota: CCPMza para Comunicadores del Campo Popular