En medio de la crisis del Coronavirus, los prestadores y contratados del Hospital Central exigen salir de la precariedad laboral

Actualidad Mendoza

En medio de la emergencia sanitaria decretada este jueves por el gobierno nacional, y en la misma sintonía el gobierno de Mendoza, unos 400 trabajadoras y trabajadores del Hospital Central de la provincia cuyana exigen mejorar sus condiciones laborales, hoy carecen de derechos básicos que garanticen la continuidad y estabilidad laboral.

«Cuidemos a quienes nos cuidan» solicitaban a gritos los trabajadores de la salud esta mañana en las puertas del importante nosocomio mendocino, en medio de una convocatoria para presentar la grave situación laboral frente a la prensa y la sociedad toda.

«Nos autoconvocamos a parar en nuestras tareas laborales y a acompañar esta medida de fuerza que tiene como finalidad visibilizar la situación de precariedad laboral que venimos atravesando los últimos años. Desde el año 2015 hasta la actualidad hemos sido sometidos a la vulneración absoluta de los derechos laborales, por parte del gobierno provincial de Alfredo Cornejo y actualmente por el gobernador Rodolfo Suarez» afirmaban esta mañana de jueves los asambleístas.

Y describían el estado precario de contratación que desde hace años le brinda el gobierno provincial «Es necesario informar a la población y a nuestros representantes que durante estos años carecimos de derechos de licencia por enfermedad, licencias por capacitación, vacaciones, aguinaldo, obra social, seguridad social, estabilidad laboral, sueldos dignos entre otros».

La realidad es que estos trabajadores de la salud del Hospital Central desde años son monotributistas y que en ningún momento se los efectivizó. Actualmente tienen un sueldo inviable de 21 mil pesos por ocho horas diarias de trabajo «eso es lo que nos queda de bolsillo para poder vivir todo el mes, es por eso que muchas de nuestras compañeras trabajan más de 16 horas diarias para poder tener un sueldo digno para sostener a sus familias», afirman.

«Hemos cumplido con idoneidad y responsabilidad nuestro trabajo. Sin embargo el estado provincial continua sometiéndonos a condiciones precarias de contratación, donde el sueldo que cobramos es una burla a quienes con mucho esfuerzo nos formamos profesionalmente en la universidad», afirmaban.

«El gobierno provincial a través del Ministerio de Salud, anuncia la activación de protocolo para casos de Coronavirus, al mismo tiempo que continua fomentando el trabajo en negro de sus empleados» sostenían en un fuerte reclamo donde gracias a los recortes del gobierno de Cornejo y Suarez la salud pública se encuentra en riesgo.