Desde Protectora denuncian el pacto Cornejo-Sagasti y que por sus divismos, dejan una Mendoza 2020 hipotecada y sin obras

Actualidad Mendoza

Se vienen tiempos duros para Mendoza. El canibalismo político y los egos ponen en juego el futuro productivo de la provincia. El destartalado Presupuesto aprobado en la trasnochada sesión de Diputados deja a la gestión del actual gobernador Rodolfo Suarez atado a pies y manos, sin posibilidad de llevar adelante obras públicas para el beneficio de los mendocinos y mendocinas que habitan esta bendita tierra.

El diputado nacional por Mendoza y ex candidato a gobernador de Protectora Fuerza Política, José Luis Ramón, denuncia que el viejo pacto Alfredo Cornejo y su «Frankenstein» opositor, Anabel Fernandez Sagasti, es una jugarreta para seguir con vida en la escena política cuyana, esconder el enorme agujero de deuda que le regaló el ex gobernador radical a su sucesor y devorarse al peronismo netamente de cepa mendocina que aún no muestra sus dientes. BienCuyano reproduce su comunicado de prensa:

EL PRESUPUESTO DE MENDOZA ¿UNA FICCIÓN DE LA REALIDAD DE UNOS POCOS?

En el día de ayer se aprobó el presupuesto de Mendoza, pero sin el endeudamiento, obligando al Gobernador Suarez a aceptar la cruda realidad: las cuentas de la provincia, a más de tener serias dificultades financieras; y esto se puso en evidencia y al descubierto de todos, los problemas fiscales y el gasto público. Y hay otro tema que no se expone. Es el relacionado con el “endeudamiento razonable” que propone Protectora, que viene de considerar los empréstitos que provienen del B.I.D. a bajas tasas de interés y largos plazos de gracia y de pago a muchos años, para obras que beneficiarían el bienestar y la dación de empleo. Es más ni menos, un papelón Institucional.

Mendoza se ha transformado en un campo de batalla de la política nacional y ajena a las necesidades urgentes e importantes que aquejan a nuestra provincia, el PJ local (cooptado por La Cámpora), pone en práctica la antigua alianza Cornejo – Sagasti para minar la gestión del actual gobernador Suarez.

Si bien coincidimos en la inconveniencia de endeudarse y/o endeudarse con razonabilidad, el pueblo de Mendoza, como el de la Nación, se encuentra en situación de emergencia en varios aspectos que deben ser tenidos en cuenta y considerados en su justa dimensión a la hora de resolver cómo se va a gestionar la provincia. La gestión debe tener como objetivo central el bienestar de los ciudadanos. El diálogo genuino entre los actores políticos a cargo del mandato de gobierno, con actitud de consensuar razonablemente es el único camino certero hacia la superación de las dificultades y la construcción de una sociedad más justa, basada en el trabajo y la equitativa distribución de la riqueza. Ello dará previsibilidad al desarrollo de la vida de los ciudadanos comunes. 

Es prioridad la necesidad de tener recursos financieros para adecuar a la provincia a la sequía y cambio climático, ejes que deben ser una política de Estado y es lamentable que los dos partidos mayoritarios no se pongan de acuerdo.

Esta situación pone en riesgo la gestión del gobierno actual, dejando al límite la capacidad de pago de sueldos para trabajadores estatales y a la provincia aún más cerca de entrar en default, así como aumenta la posibilidad de la caída del trabajo por ausencia de obras, entre otros problemas.

Desde Protectora instamos a que las dos fuerzas mayoritarias en la legislatura provincial (Radicalismo-Pro y Justicialismo-Cámpora), terminen de jugar a la grieta “Enemigo-amigo”, que separa la política de la toma de decisiones en pos del progreso y la visión sobre el futuro que toda la ciudadanía espera. Desde Protectora seguimos convocando a continuar el diálogo para que en el debate se pueda alcanzar los consensos necesarios, liberados de pujas ideológicas o partidarias que se vuelven negativas cuando afectan al desarrollo de la Provincia.

Protectora Fuerza Política