El flete fantasma: Vadillo denuncia la injusta diferencia del precio del combustible en Mendoza

Actualidad Mendoza

Ni lerdas ni perezosas, las petroleras aumentaron desde la primera hora de este pasado jueves el precio de sus combustibles un 5 % promedio en todo el país, luego de los 90 días de congelamiento electoral que el Gobierno fijó el 15 de agosto pasado para reducir el impacto de la megadevaluación.

Se trata del segundo aumento de precios de noviembre y el tercero que se registra en los surtidores desde las primarias PASO del 11 de agosto, ya que la Secretaría de Energía durante la vigencia del congelamiento había autorizado incrementos de 4 %, el 19 de septiembre, y otro de 5 % el 1 de noviembre. No obstante, no hay que preocuparse, porque los muchachos empresarios prevén próximamente, antes de diciembre, un nuevo aumento para ir ganando el terreno perdido por este freezer impuesto debido a cuestiones electoralistas.

De esta manera, YPF fijó el precio del litro de la nafta súper en 50,19 pesos, mientras que el Diesel 500 vale 46,99 pesos. Estos valores son para la Ciudad de Buenos Aires, aclarando que en el interior del país es sensiblemente más caro.

Paradójicamente en la provincia de Mendoza, donde se encuentra una gran planta de YPF, ubicada en el Departamento de Luján de Cuyo, que cuenta con capacidad para refinar de 105.500 barriles de crudo por día y produce todos los productos que YPF comercializa en el país, el combustible cuesta más caro: $51,04, la super; y $48,09, la Diesel.

REFINERIA YPF LUJAN DE CUYO, MENDOZA

El diputado provincial de Protectora, Mario Vadillo denuncia esta especulación empresaria «Mendoza posee una gran refinería de YPF, somos productores, territorio rico en reservas de hidrocarburos; y seguimos pagando la nafta mas cara que Buenos Aires, que necesitan un flete de más de 1000km ¿Injusto no les parece?»

Haciendo un poco de memoria, la política de Mendoza no ha cambiado mucho de protagonistas, por no decir que «son los mismos de siempre», lo que cambian todo el tiempo son sus intereses de acuerdo a como viene el viento.

Tal es el caso del enérgico diputado nacional Enrique Vaquié (UCR–Mendoza), que allá por el año 2014, denunció a la empresa YPF por el incumplimiento del decreto 1465/11, que establece que el precio del litro de combustible que se comercializa en Mendoza debe ser igual al de Capital Federal.

“Le pedimos al fiscal de Estado que investigue por qué no se está cumpliendo lo que firmaron el gobernador Jaque y el entonces ministro Francisco Pérez con YPF. Este es uno de los tantos problemas que tiene la provincia con la empresa, que son varios y que incluyen la baja de la producción y la evasión impositiva”, explicaba por aquél entonces cuando era «opositor».

Dicho decreto provincial 1465/11, firmado por el gobernador de entonces Celso Jaque, tenía (y tiene) por finalidad cesar con estas desigualdades. En su artículo 6,  inciso 1 dice: “Con base en el compromiso oportunamente asumido por YPF,  se ratifica lo acordado en el art. 3.11 del acta acuerdo suscripta en fecha 6 de abril de 2011, por el cual YPF manifestó que para la formación y determinación del precio de combustibles refinados en la Destilería de Luján de Cuyo y destinados al abastecimiento de la demanda provincial, continuará aplicando el menor impacto originado en el costo del flete respecto de aquellas áreas o regiones en las cuales no existe refinería”.

El compromiso para minimizar el impacto de los costos logísticos en el valor de combustible en Mendoza fue ratificado en dos ocasiones por su sucesor Francisco Pérez. Primero con una carta-intención de agosto de 2014, que incluía un acuerdo transaccional por áreas petroleras en Mendoza, y luego a través del decreto 1326 un año después, el 7 de agosto de 2015.

Llegaron al poder: Vaquié y Cornejo

Pero amigo cuyano, los tiempos cambian… y aquel joven Vaquié, legislador radical, ferviente opositor de la gestión de Paco Pérez, llegó a ascender a Ministro de Economía del gobierno de Alfredo Cornejo… allí con todo el poder en sus manos… no hizo nada para cambiar esa realidad ¿solo fue un chamuyo tribunero?

Vaquié en tiempos neoliberales

Todo fue demostrado con la realidad. Nadie hizo nada durante estos ocho años y todo sigue igual. Las diferencias entre los precios del combustible de Buenos Aires y Mendoza siguen siendo notables.

El diputado Mario Vadillo presentó en el 2018 en la Legislatura mendocina un proyecto (el 74693) para que de una vez por todas se de el cumplimiento de la mencionada acta acuerdo del 2011.

«Hay una política comercial de la empresa YPF de cobrar fletes ‘artificiales’ desde Buenos Aires a distintos puntos del país, como el caso de Mendoza» afirma el legislador de Protectora.

Y agregó «En el año 2011, YPF necesitaba que se le extendiera la concesión de petróleo, a cambio, se le solicitaba a la empresa que se quitara ese flete artificial para la provincia de Mendoza. Finalmente se firmó ese acuerdo ese mismo 2011, no obstante, estamos en el 2019 y todavía no han cumplido con su palabra.

«Los mendocinos cumplimos, le dimos la extensión, están explotando nuestros recursos, nuestro petróleo, ahora exigimos a YPF que cumpla con su parte y nos de un valor de la producción de combustible a menor costo en relación a Buenos Aires», concluye Vadillo.

Los fundamentos

Mendoza ha sido historicamente un polo hidrocarburifero de gran importancia para el pais. De hecho uno de los primeros emprendimientos de importancia en este rubro tuvo lugar en nuestra provincia. Una de las empresas que protagonizaron la “prehistoria” del petróleo argentino, fue la “Compañía Mendocina Explotadora de Petróleo”, creada y conducida por el mendocino Carlos Fader, quien visitó Mendoza en el verano de 1885, y su entusiasmo con el potencial del petróleo de Cacheuta lo llevó a Europa, en donde hizo analizar muestras, visitó explotaciones petroleras, y contrató personal y equipamiento para su nueva compañía. Los primeros cuatro pozos se perforaron en 1887 bajo la supervisión de un geólogo polaco traído al país por Fader. La Compañía Mendocina llegó a poseer una concesión de 19.000 hectáreas en Cacheuta, y construyó un pequeño oleoducto hasta las vías del ferrocarril.

En las decadas subsiguientes la provincia de Mendoza continuo creciendo en la explatacion de yacimientos hidrocarburiferos, siendo una de las principales productoras del pais.

Sin embargo este peso especifico que ha tenido nuestra provincia en la materia no se ha visto reflejado en beneficios en cuanto a los precios que deben abonar los consumidores mendocinos. Ello debido, entre otros factores, a la creacion artificial por parte de la empresa YPF de un costo de los fletes y de la logistica, como si el producto fuese trasladado desde Buenos Aires, cuando la realidad de los hechos marca que la provincia de Mendoza cuenta con la destileria del departamento de Lujan de Cuyo, por lo que el mencionado costo no deberia existir, lo que ovbiamente redundaria en los bolsillos de los mendocinos.

Por tales motivos es que desde Mendoza se viene luchando hace años para terminar con semejante injusticia, que implica para los usuarios de nuestra provincia abonar un precio del combustible de por lo menos un 10% mas que en Capital Federal, ello sin tener en cuenta que la Ciudad Buenos Aires si debe pagar los costos de flete, lo que demuestra que dicha diferencia de precios es aun mayor.

Celso Jaque autor del decreto 1465/11

Atento lo expuesto, el presente proyecto de declaración tiene por objeto dar cumplimiento al acuerdo oficializado por decreto 1465/11, el cual tenia como finalidad cesar con estas desiguladades. Dicho decreto fue ratificado posteriormente en dos ocasiones.

En su artículo 6, inciso 1, dice: “Con base en el compromiso oportunamente asumido por YPF, se ratifica lo acordado en el art. 3.11 del acta acuerdo suscripta en fecha 06/4/2011, por el cual YPF manifestó que para la formación y determinación del precio de los combustibles refinados en la Destilería de Luján de Cuyo de la provincia de Mendoza y destinados al abastecimiento de la demanda provincial, continuará aplicando el menor impacto originado en el costo del flete respecto de aquellas áreas o regiones en las cuales no existe refinería”.

La empresa YPF hizo caso omiso a lo resuelto por el decreto 1465/11, que establece que la provincia debe tener una tarifa preferencial que no incluya el costo de flete, lo que demuestra el incumplimiento de la petrolera en cuanto a que se estableció que Mendoza tendría precios más baratos de combustible por contar con una destilería (y no necesitar flete).

Ante este panorama, el ministro de Economía, Infraestructura y Energía de ese momento, presentó en la Fiscalía de Estado una denuncia para que se obligue a la empresa a cumplir con lo acordado.

A la fecha, este acuerdo no se ha cumplido y no hay información respecto a como quedó plasmada la solución o la implementación del arbitraje para resolverlo, pero si fue efectivo el otorgamiento de la concesión por 10 años más.