En Mendoza hay gente que le va bien: El sueldo de los legisladores pasó de $40.900 pesos a $68.600 de bolsillo en un año

Actualidad

Hay gente en Mendoza en donde las cosas van cada vez mejor. A ellos no les importa el incremento de gas o de luz, porque el aumento de los salarios van de la mano con la inflación. Tal es el caso de los legisladores y funcionarios políticos de la provincia, en donde hoy se dio a conocer públicamente su «dietazo».

La senadora provincial del FIT, Noelia Barbeito denunció que el sueldo que cobraron hoy los senadores supera los 68.000 pesos estableciendo un incremento del 65% con respecto a Junio del año pasado. «Esto es una nueva burla al pueblo trabajador de Mendoza -señaló la senadora del FIT-, estos políticos patronales aumentaron todo, la luz, el gas, el transporte, los alimentos y de paso, se acomodaron la dieta. Nosotros estamos totalmente en contra de este aumento por lo que hemos presentado dos proyectos de ley para terminar con esto; el primero ya es conocido por todos, nosotros planteamos que todos los legisladores y funcionarios políticos deben cobrar igual que una maestra con 26 años de antigüedad y el segundo que esperamos sea tratado en la sesión de hoy, es un proyecto puntual dejando sin efecto este aumento de dietas en el marco de la crisis social que sufre nuestra provincia» sostuvo Barbeito.

Por su parte, Nicolás del Caño señaló que «el nivel de hipocresía de estos políticos no tiene límites. Estos partidos políticos que cobran sueldos de privilegio son los que aparecen en los medios internacionales como Macri, porque fugan capitales y se los blanquean; son los que ponen techos a los aumentos salariales y reprimen a quienes reclaman porque el sueldo no alcanza, ellos son los responsables de miles de despidos en todo el país, ellos son responsables de una crisis que quieren que pague el pueblo trabajador. Ellos, la UCR-PRO y el PJ son los responsables porque son los que gobiernan desde hace décadas. Ellos son la «herencia» que los trabajadores tenemos que sacarnos de encima y buscar nuestra propia alternativa para enfrentar este ajuste que están descargando sobre nuestras espaldas. «