Gioja no se comió el chamuyo de Macri: «Pasamos del crecimiento invisible anunciado en el discurso presidencial de 2018 al derrumbe irreversible de 2019»

Actualidad San Juan

En uno de los peores climas que se vivió en el Congreso de la Nación en la llegada de la democracia, con griteríos, irrupciones, diputadas truchas, legisladoras oficialistas durmiendo, ausencias de gobernadores (de los 24, solo asistieron cuatro) cotillón de carteles y plantas de marihuana… el presidente Mauricio Macri convocó a los argentinos a “lograr acuerdos que necesitamos para proyectar nuestra Argentina a 30 años”, ratificó que “estamos mejor parados que hace tres años” y sostuvo que “somos la generación que está haciendo un cambio muy profundo y verdadero”.

En su discurso de apertura del 137° Período de Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional, el Jefe de Estado subrayó que “hoy tenemos una mejor calidad democrática, instituciones más sólidas y transparentes, una mejor infraestructura y una mejor relación con el mundo que en 2015”.

A diferencia de lo que ocurrió en los últimos años y de lo que ocurre históricamente, en esta Asamblea Legislativa se notó la ausencia de una gran cantidad de gobernadores. Sólo dieron el presente para escuchar el discurso de Mauricio Macri el peronista Gustavo Bordet de Entre Ríos y los oficialistas Gerardo Morales (UCR-Jujuy), María Eugenia Vidal (PRO-Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (PRO-Ciudad de Buenos Aires). Ni siquiera estuvieron en el Congreso los radicales Gustavo Valdés de Corrientes, ni Alfredo Cornejo, de Mendoza, presidente del Comité Nacional de la UCR..

La inmensa mayoría de los mandatarios peronistas, incluso aquellos de excelente relación con la Casa Rosada como el salteño Juan Manuel Urtubey o el cordobés Juan Schiaretti prefirieron quedarse en sus provincias. Tampoco asistieron los jefes de Estado de partidos provinciales como el rionegrino Alberto Weretilneck u Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino. Lo mismo con el misionero Hugo Passalaqua, del Frente Renovador de la Concordia. ¿Sentirán vergüenza? ¿No es conveniente mostrarse en esa foto porque les traerá menos votos? ¿Por qué faltaron?

Fiel a su estilo, frontal y sin ambages, el vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, el sanjuanino José Luis Gioja analizó con crudeza el discurso del Presidente Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa en la apertura del Período Ordinario de Sesiones.

«Pasamos del crecimiento invisible anunciado en el discurso presidencial de 2018 al derrumbe irreversible de 2019» criticó Gioja, y agregó que «el año pasado Macri nos mentía diciéndonos que Argentina crecía, pero no se veía, hoy sigue mintiendo con indicadores que son falsos, porque la realidad marca que el país está sumido en un derrumbe irreversible».

Sobre la presentación del Presidente ante la Asamblea Legislativa, el ex gobernador sanjuanino sostuvo que «transformaron al Parlamento en una cancha de fútbol con barras bravas incluida».

El Presidente del PJ Nacional indicó que «el discurso de Macri de hoy marca muy claramente el lanzamiento de su campaña para la reelección, ya Durán Barba se puede quedar tranquilo porque ya tiene el final para el Spot publicitario».