La diputada mendocina Sole Sosa: «Votaremos el desafuero ante el pedido del Juez, Julio De Vido debería estar preso hace rato»

Actualidad

El juez federal Luis Rodríguez pidió al Congreso el desafuero del diputado nacional Julio De Vido y solicitó al Ministerio de Seguridad que, si su reclamo prospera, el ex ministro sea detenido de inmediato. El magistrado lo dispuso en el marco de la causa en la que se investiga al ex funcionario kirchnerista por la supuesta malversación de fondos destinados a la remodelación de los Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT, Santa Cruz).

La decisión del juez se produjo pocas horas después de que la Cámara Federal porteña le ordenara detener al ex ministro de Planificación, algo que había reclamado el fiscal Carlos Stornelli en dos oportunidades. El juez Rodríguez envió una cédula al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, para que inicie el proceso de desafuero de De Vido, un trámite que requiere mayoría especial, el voto positivo de las dos terceras partes de ese cuerpo legislativo.

La aspiración del bloque oficialista es la de lograr el martes de la semana próxima un dictamen a favor del desafuero del ex ministro de Planificación Julio De Vido en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados para, al día siguiente, votar ese despacho en el recinto, donde necesita contar con el apoyo de los dos tercios de los miembros del cuerpo.

El bloque de diputados nacionales del Frente de Izquierda ya anticipó que votará por el desafuero del ex ministro kirchnerista. La diputada nacional por Mendoza y actual candidata del FIT, Soledad Sosa, señaló «Votaremos el desafuero ante el pedido del Juez, ahora por orden de la Cámara Federal, tal como lo propusimos en el proyecto n° D-3831-2016 del 22/6/16, ante un pedido de allanamiento del Juez Luis Rodríguez».

http://www.hcdn.gov.ar/proyectos/resultados-buscador.html

Y agregó «La población necesita un debate político en la Cámara de Diputados sobre toda la trama de la corrupción que abarca a los grupos económicos de la «patria contratista» desde Odebrecht a Techint pasando por Electroingeniaría y el grupo Iecsa, es decir, los grupos Macristas y Kirchneristas que llenaron los bolsos de José López, De Vido y los demás. Reclamamos la apertura de los libros de los últimos quince años de todas las empresas contratistas de obras públicas”.

“El año pasado cuando yo pedí el tratamiento sobre tablas de nuestro proyecto de desafuero por el art. 70 de la CN, el oficialismo junto con el PJ-FPV, la rechazó. La maniobra anti democrática que impulsaron a principios de este año con la «exclusión por inhabilidad moral» de Julio de Vido, fue también una maniobra de auto encubrimiento ya que el macrismo continúa los mismos negociados, como con las represas hidroeléctricas de Santa Cruz.  Julio de Vido debió estar preso hace rato, el Poder Judicial con la pérdida de tiempo le facilitó obstaculizar  la investigación y borrar pruebas. Bajo el gobierno kirchnerista sólo el Partido Obrero en el FIT denunció la tríada de gobierno, burocracia sindical y empresarios del transporte ferroviario, y nos costó la vida de nuestro compañero Mariano Ferreyra, lo que más tarde culminaría en la masacre de Once», destacó la mendocina.

 

[ot-caption title=»» url=»http://www.biencuyano.com.ar/wp-content/uploads/2017/10/img30.jpg»]

 

Por otro lado, el Partido Obrero presentó un comunicado ante los medios de prensa aclarando su postura frente al Caso De Vido:

1) La Cámara criminal y correccional Federal ha pedido al juez interviniente en la causa Río Turbio el desafuero de Julio De Vido, por obstaculizar una investigación que da cuenta del desvío de 260 millones de pesos en obras que nunca se hicieron. Los camaristas aluden a a una trama de impunidad que une a Julio De Vido con funcionarios del Estado y de la Universidad de Santa Cruz que articularon ese desvío de fondos.  Estas complicidades, al igual que las que existen en la causa de Once, ameritarían la detención de Julio De Vido desde hace mucho tiempo. Pero si la decisión tardía de los jueces se precipita ahora es por una exigencia del macrismo, que espera explotar estas causas para promover un desenlace electoral en su favor.  Cuando el macrismo y sus empresas eran socios o cómplices de los Julio De Vido, el Partido Obrero denunciaba estas corruptelas en tiempo y forma: así ocurrió con el vaciamiento y la tercerización laboral en los ferrocarriles, en la lucha donde fue asesinado nuestro compañero Mariano Ferreyra.

2) Meses atrás, el macrismo se sirvió de estas corruptelas para intentar una maniobra política antidemocrática –la expulsión de Julio De Vido del Congreso por razones de “inhabilidad moral”, una figura que, por un lado, servía para blanquear y revestir de “moralidad” a los diputados que votaran la expulsión y, por el otro, sentaba un peligroso precedente  de expulsiones sumarias y violación de los derechos parlamentarios. En aquel momento, diferenciamos esta situación de lo que constituiría un pedido de desafuero de Julio De Vido por parte de la justicia, que es lo que ocurre ahora. Si el juez interviniente concreta este pedido, el Congreso debe reunirse y consideradas sus razones y evidencias, los diputados del Partido Obrero en el Frente de Izquierda lo votarán a favor.

3) Nuestra votación favorable, sin embargo, alerta, no solo sobre la utilización electoral del macrismo, sino también sobre la operación de encubrimiento que implicaría presentar a estas  corruptelas como meras responsabilidades penales individuales o sólo relativas al gobierno anterior. Por el contrario, le exigiremos al Congreso un debate político sobre la corrupción, que involucra a todo un régimen político y social y une al kirchnerismo y el macrismo en un hilo conductor común. El caso Odebrecht, por ejemplo, sienta en el banquillo tanto a los grupos capitalistas y funcionarios del gobierno anterior como a la empresa que “pertenecía” a Calcaterra, el primo de Mauricio Macri. Los Panamá Papers, el caso Arribas y otros, exigirían un empeño judicial tan intenso como el que envuelve a los De Vido y Jaime, pero cuentan con el blindaje judicial y político que beneficia al actual gobierno. Al denunciar  el manejo del presupuesto público en beneficio de los capitalistas exigimos  la apertura de los libros de los contratistas y pagadores de las coimas y el control obrero de la obra pública, el juicio de responsabilidades de los macristas involucrados en estos negociados y su citación al Congreso.

Llamamos la atención a todos los trabajadores sobre un régimen de descomposición y acaparamiento capitalista que envuelve por igual a quienes gobiernan o gobernaron el país,  y los convocamos a organizarse en una alternativa política propia.

 

Néstor Pitrola, Marcelo Ramal, Gabriel Solano, Vanina Biasi

Pablo López, Soledad Sosa (diputados nacionales)