La senadora puntana Negre presentó esta semana un proyecto de ley para erradicar la desnutrición infantil en Argentina

Actualidad

Lamentablemente la desnutrición infantil es un flagelo que arrasa en diversos sectores poblacionales de nuestro país y Latinoamérica. Aunque normalmente se menciona a la pobreza como la causa principal de la desnutrición, existen otras causas tan importantes como ésta, tales como  la no lactancia materna exclusiva, la presencia de enfermedades como diarrea, infecciones respiratorias agudas, y otras; la falta de educación y de información sobre la buena o adecuada alimentación, el no consumo de suplementos vitamínicos o alimentos fortificados, y el costo de los alimentos.

La desnutrición es el resultado del consumo insuficiente de alimentos  y de la aparición repetida de enfermedades infecciosas. La desnutrición puede ser crónica, aguda y desnutrición según peso para la edad. Implica tener un peso corporal menor a lo normal para la edad, tener una estatura inferior a la que corresponde a la edad (retraso en el crecimiento), estar peligrosamente delgado o presentar carencia de vitaminas y/o minerales (malnutrición por carencia de micronutrientes o mejor conocida como hambre oculta).

Frente a esta triste realidad que sufre nuestro país, la senadora nacional por San Luis, Liliana Negre de Alonso, presentó un proyecto mediante el cual se crea el Plan Nacional de Nutrición y Estimulación Temprana (Pla.N.N.E.T.) destinado a erradicar la desnutrición infantil y garantizar las etapas siguientes del desarrollo integral de la primera infancia.

El objetivo del Plan, que funcionaría bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, es la creación de  centros asistenciales en cada una de las localidades donde sea necesario dar cobertura a la problemática de la desnutrición; centros itinerantes para cubrir las necesidades de parajes rurales, poblaciones aborígenes y zonas inhóspitas del territorio nacional; unidades de Educación Nutricional y Control Antropométrico que permita mejorar los hábitos alimentarios de la población; centros de Recuperación para Desnutridos Graves en sitios estratégicos del país y vincular entre sí a los centros asistenciales de cada una de las jurisdicciones, ya sean públicos o privados, con la finalidad de asistencia y colaboración recíproca.

Por su parte, los centros asistenciales deberán brindar atención a los menores a través de médicos pediatras, nutricionistas infantiles, psicopedagogos, especialistas en estimulación temprana y trabajadores sociales; promover acciones de educación nutricional y educación para la salud dirigidas a los menores y mayores a cargo; procurar la asistencia alimentaria complementaria y promover la lactancia materna y crear roperos familiares.

Por último, el Plan Nacional de Nutrición y Estimulación Temprana deberá, de manera conjunta con los centros educativos de gestión estatal o privada, arbitrar los medios de asistencia necesarios para compensar las desventajas de los niños del primer ciclo del nivel primario que no hayan cursado los 3 años completos de la educación inicial.

 

Ver el proyecto de Ley de la Senadora Nacional Liliana Negre