Ante la oficialización del protocolo antipiquetes de Patricia Bullrich, respetuosamente Ulpiano Suarez sugiere que vea el ejemplo del Código de Convivencia Ciudadana de Mendoza, elegido por consenso social y con reglas claras

Actualidad Mendoza

¿Qué pasaría si hace dos meses atrás el gobierno kirchnerista, a través de las fuerzas federales, se hubiera metido en el protocolo de seguridad de la protesta social en la ciudad de Mendoza? ¿Hubiera sido un escándalo no? ¿Qué diría Alfredo Cornejo a los gritos en La Nación+?

El Gobierno de Javier Milei oficializó este viernes el protocolo de Orden Público del Ministerio de Seguridad de la Nación anunciado por Patricia Bullrich. La medida, que busca disuadir los piquetes y la protesta social, se presentó mediante Resolución 943/2023 del Boletín Oficial.

El texto oficial argumenta que «la recurrencia, intensidad, extensión y frecuencia de la interrupción del tránsito en rutas, autopistas y otras vías transitables ha derivado en una situación insoportable para la población que sufre esos actos ilícitos, en desmedro de su trabajo y de su calidad de vida».

Hoy la ministra, ex PRO hoy mileísta, Patricia Bullrich, avasalla juridicciones y leyes con total impunidad, demostrando desconocimiento profundo del área a la que fue designada y la idea de criminalizar la protesta social. Las fuerzas federales tienen competencia en ámbitos federales (cortes en rutas nacionales, temas de narcotráfico, aduana, etc) y no en las ciudades, salvo que exista una orden judicial que lo habilite.

Mediante una conferencia de prensa ayer jueves la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció un nuevo protocolo de orden público ante la prensa.

“Las cuatro fuerzas federales, más el Servicio Penitenciario Federal, van a intervenir frente a cortes, piquetes y bloqueos, sean parciales o totales”, sostuvo la funcionaria nacional.

En esta línea, Bullrich explicó que las fuerzas podrán intervenir de acuerdo a los códigos procesales vigentes y precisó que “las fuerzas federales van a actuar en las zonas federales, y que las fuerzas provinciales deberán actuar en las zonas de su competencia para tener un verdadero trabajo en común”.

“Se va a actuar hasta quedar totalmente liberado el espacio de circulación. Para llevar a cabo estas medidas las fuerzas emplearán la mínima fuerza necesaria y suficiente y será graduada en proporción a la resistencia”, manifestó la Ministra.

No obstante, de acuerdo al Protocolo Antipiquetes desarrollado de prepo y sin consenso social, las fuerzas federales de Patricia Bullrich irrumpen en la Ciudad de Buenos Aires y avasallan jurisdicciones y obstaculizan coordinaciones legítimas que le competen al Ministerio de Justicia y Seguridad de la propia Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Frente a un posible incidente en la Ciudad de Buenos Aires con los movimientos piqueteros ¿Quién da las órdenes dentro del territorio porteño? ¿Patricia Bullrich o Waldo Wolff? Una es Ministra Nacional pero el otro es el Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se vaticinan conflictos internos y papelón.

En ese contexto, el intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, sugirió respetuosamente que puedan ver como se trabaja con consenso social en el Código de Convivencia Ciudadana «En la Ciudad de Mendoza se cumple con el Código de Convivencia y se sancionan los cortes, piquetes y acampes desde hace años. Es positivo que el gobierno de Javier Milei marque reglas claras para hacer cumplir la ley y cuidar los derechos de todos los argentinos».

«Estamos a disposición de la ministra Patricia Bullrich para compartir nuestra experiencia de gestión en la Ciudad. En nuestra provincia, el código ha demostrado su eficacia. Más que un símbolo local, es la base de una convivencia armoniosa» sostuvo el jefe comunal radical.

«La protesta legítima se respeta, pero cuando afecta la libre circulación, las multas se aplican con firmeza para garantizar la convivencia de todos» cierra el mendocino desde su posteo en las redes.

Hoy el intendente Ulpiano Suarez desplegó más de sus argumentos en
en el programa Lado A, conducido por Luis Abrego que se emite a través del 91.9 Radio Jornada, donde señaló “Lo primero que quiero destacar la decisión política del Gobierno Nacional que tomó respecto a este tema. Ayer la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, comenzó a trabajar en este sentido de dar un mensaje claro que hay que respetar la ley. Que si bien es legítimo manifestarse en la vía pública pero bajo el marco de una normativa y respetando el derecho de los demás. Es positivo y oportuno, crear confianza en la ciudadanía desde un nuevo gobierno nacional, llevando a cabo las promesas de campaña” comenzó diciendo.

El jefe comunal mendocino agregó “También coincide de cómo se viene trabajando con este tema en la provincia de Mendoza –ordenanza de 1991- lo que sucedía en aquél tiempo, por supuesto, otro contexto social aclaró. El objetivo era regular manifestaciones religiosas, culturales y deportivas que debían coordinar junto con el municipio cómo se iban a llevar a cabo las manifestaciones. Luego hay un decreto en 2008 donde se sanciona el corte de calles y finalmente en este código de convivencia, en el cuál la ciudad fue pionera, entró en vigencia en 2014. Esta normativa garantiza la libre circulación de los ciudadanos en la vía pública. Las manifestaciones se pueden llevar a cabo en la explanada del edificio municipal u otros lugares, siempre y cuando no se obstruyan las calles –circulación de los manifestantes por las veredas- y respetando las leyes de tránsito –semáforos y cruces peatonales” comentó.

«Toda manifestación que corte calles, se sanciona con multas, como ya ha sucedido en otras oportunidades. A partir de enero de 2024,  cuando tenga un nuevo valor la unidad tributaria, será de $ 800000” dijo.

Y agregó «Cuando nuestro personal policial detecta que hay una manifestación cortando la vía pública, se labra y deja el acta al referente de la organización. De allí en más, tiene 10 días para realizar un descargo. Luego se emite una resolución e intimidación para pagar la sanción impuesta»

«Aquí en Mendoza, gestión tras gestión, ha sido un poco los lineamientos que va a implementar el ejecutivo nacional: “el que hace las paga, y la ley está para cumplirse”

“Los mendocinos hemos abrazado esta idea del respeto y que el espacio público es de todos y podemos convivir. Por eso, ojalá esto se pueda observar en otras ciudades del país”, cerró Ulpiano Suarez

Un trabajo en conjunto con la sociedad

El Código de Convivencia Urbana de la Ciudad de Mendoza data de octubre de 2014 y en su momento compiló a la normativa municipal existente. A ese corpus se le sumó el Código Contravencional Provincial para completar una serie de sanciones previstas como respuesta a distintos comportamientos, desde cortes de calle y ruidos molestos hasta el vandalismo en la via publica.

«El objetivo de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza es resguardar y garantizar el espacio público como un lugar de civismo y respeto, donde todos puedan expresarse sin impedir circular y transitar libremente a otros, incluido el transporte público» ha expresado en varias oportunidades el intendente capitalino Ulpiano Suarez.

La normativa mendocina especifica que «las movilizaciones y/o manifestaciones que tengan origen en un lugar distinto al indicado deberán realizarse circulando por las veredas, respetando pasos peatonales y señales semafóricas. La infracción a la conducta descripta será considerada como gravísima».

De tal manera, el ordenamiento implicaría poder convivir entre el derecho a manifestarse y el derecho a circular; que las manifestaciones ocurran de determinada manera, con reglas claras. Y que si se incumple el modo del piquete su respuesta sera a través de sanciones.

Cabe recordar que en Mendoza, el accionar de las personas que tomen el espacio público violando las normas esenciales de la convivencia y perjudicando al conjunto de la sociedad, se encuentra penado como gravísimo por el artículo 1 de la Ordenanza Nº3016/90, Decreto Nº863/08 y artículo 19º de la Ordenanza Nº3877/14 (actos o eventos en la vía pública – Código de Convivencia).

Por otro lado, el Código de Faltas mendocino, entre otras disposiciones, pone el ojo sobre la responsabilidad de los padres en el cuidado de sus hijos. De esta manera, la provincia puede multar y detener a los padres que incumplan de manera reiterada con el envío de los chicos a clases. También sanciona a aquellos padres que busquen tarde a los hijos a la salida del colegio o que no cumplen con el calendario de vacunas.