Una buena! Cornejo, Buryaille y Larreta acordaron «para que el vino se pueda publicitar en la vía pública en Buenos Aires».

Actualidad

Después de tanto esfuerzo por revertir la situación, finalmente salió esta buena noticia a favor de la producción de los vinos cuyanos. El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaille, acordaron este martes coordinar políticas para la promoción del vino como producto de identidad regional y para su consumo responsable.

Según el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el objetivo de este acuerdo -alcanzado en una reunión en la sede de la autoridad porteña- se enmarca en la intención del distrito en posicionarse como «capital gastronómica de América Latina».

Cornejo informó, desde su cuenta oficial en Twitter, que se llegó a un acuerdo con Rodríguez Larreta y Buryaile «para que el vino se pueda publicitar (en la vía pública) en Buenos Aires». La Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohíbió la publicidad y promoción de las bebidas alcohólicas en la vía pública y puso al vino, considerado un alimento, al mismo nivel que otras bebidas alcohólicas. A comienzos de febrero, la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), con el apoyo de legisladores nacionales de las provincias vitivinícolas, presentó un recurso de inconstitucionalidad de esa ley.

Cornejo detalló los temas tratados en el encuentro y anunció: “Hemos convenido en una acción común a seguir. Por un lado, la reglamentación de la prohibición a la publicidad del vino en la Ciudad de Buenos Aires, y a través del Ministerio de Agroindustria, una resolución específica que reglamenta qué significa el vino como bebida nacional. Con esas dos normas vamos a lograr exceptuar al vino argentino, y particularmente al vino mendocino, de esa prohibición de anunciar en la Ciudad de Buenos Aires, que es el mercado más importante de consumo”.
Además, informó que “la medida judicial presentada por la Coviar fue rechazada por el máximo Tribunal de Justicia de CABA la semana pasada”.

En tanto, el ministro Martín Kerchner detalló: “Se nos informó de los avances de las diferentes charlas que se han ido teniendo con el sector desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y con la intervención del Ministerio de Agroindustria”. Destacó que el objetivo es “fomentar el consumo responsable del vino, que en definitiva forma parte del patrimonio argentino y termina siendo un alimento porque así está catalogado en la Ley de bebida nacional, y porque además es muy útil para asociarlo con la capital gastronómica de la Argentina, que es el plan que lleva adelante el Gobierno de la CABA”.

Para finalizar, el Gobernador anticipó: “Estamos trabajando con la Ciudad de Buenos Aires en un plan estratégico de la promoción del vino que consiste en un Museo del Vino en esta Ciudad, a cargo del Gobierno pero con participación público privada y actividades culturales y artísticas de promoción de nuestra bebida en forma conjunta”.

Desde la Coviar, sostienen que la ley sancionada por la Legislatura porteña “es incompatible con la legislación nacional previa emitida por el Congreso de la Nación, como lo es la ley de creación del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020 y la ley que declara al vino argentino como la Bebida Nacional”.