Protectora rechaza el tratamiento del proyecto de Ley de Educación de Suarez

Actualidad Mendoza

Protectora Fuerza Política, el partido de José Luis Ramón, expresó su postura sobre la nueva Ley de Educación Provincial que propone el gobierno de Rodolfo Suarez.

Mediante un comunicado, el partido opositor señaló «Consideramos que una vez más el partido oficialista quiere imponer su agenda sin tener licencia social para promover y tratar en la legislatura provincial el proyecto para una nueva Ley de Educación.
Tal como sucedió con el proyecto de reforma Constitucional, esta intentona no solo no reúne los considerandos de todas las partes involucradas, sino que ha sido elaborado por el Ejecutivo Provincial sin la participación de los claustros Docentes y Estudiantil en sus tres niveles».

«Creemos que todo proyecto que llega a legislatura tiene que reunir los consensos necesarios del sector afectado para poder romper las lógicas personalistas o los intereses partidarios que no se ajustan a las necesidades de los afectados».

«Entendemos además que en el contexto de pandemia y ante la gravedad sanitaria por la que atraviesa la Provincia de Mendoza, es más que INOPORTUNO la elevación del Proyecto por parte de la DGE, debido a la falta de certezas de la vuelta a las escuelas del sector educativo. No se puede discutir un proyecto que no contempla las condiciones de una posible “nueva normalidad”, y que pretende imponer estructuras pensando a la educación previa a una crisis pandémica global».

«Hoy más que nunca los esfuerzos tienen que estar dirigidos a la recomposición salarial del Docente y a brindar las herramientas necesarias para que nuestros maestros y maestras, profesores y profesoras, y estudiantado en general, desarrollen la labor educativa. El problema en Mendoza es muy grave y vemos que está lejos de solucionarse».

«En particular, atendemos algunos puntos que nos alarman sobre manera respecto del articulado del proyecto como lo es la función “policial” de la DGE respecto a los comentarios de nuestros docentes en las redes sociales. Creemos que este acto de persecución y censura es inaceptable».

«Desde Protectora estamos convencidos de que la Doble Escolaridad es necesaria para un desarrollo de calidad del sistema educativo, por lo que necesitamos definiciones concretas, con objetivos y pautas claras para lograr a corto plazo la implementación del sistema, lo que no se resuelve con una mera aclaración al respecto como propone el proyecto: “se implementaran en forma gradual y progresiva”.

«Las instituciones educativas, y la escuela en particular es un espacio de contención social para el estudiantado, y resulta de vital importancia que el proyecto garantice comiendas saludables. Una alimentación variada y equilibrada desarrollada por expertos en la materia es fundamental como paso a la inclusión y desarrollo de nuestros chicos y chicas».

«Respecto al Sistema Educativo Digital (SED), observamos un racimo de lindas palabras, pero muy por el contrario los años de gestión de Cambia Mendoza ha llevado a la provincia a ser una de las que menos inversión en conectividad posee en el territorio Nacional. El 33% de los hogares de la provincia tienen internet vía línea, y lo que es peor, cientos de escuelas (sobre todo las rurales) carecen de conectividad.
Sumando, además, el pase de las escuelas artísticas vocacionales, que generan que sus actividades y docentes terminen siendo cautivos del poder político municipal, y que además menosprecia la importancia de la materia en el crecimiento social y cultural de niños/as y adolescentes. El arte es un vehículo de profundización política, y de crecimiento personal que no puede ser dejado de lado».

«Por la falta de inversión, por el maltrato al docente, por la reducción presupuestaria, por la falta de ejecución de partidas y por no ver un plan que de mayor calidad al sistema educativo es que sostenemos que este proyecto no deber ser considerado y acompañamos la lucha de los docentes de nuestra provincia. Necesitamos la conformación de espacios más plurales para dar el debate de una Ley de Educación, y no un proyecto desde las entrañas y los intereses del poder político de turno», concluye.